En penumbras, Saavedra le ganó a Diadema

Partido para no olvidar. Con muchas tarjetas amarillas, seis expulsados –tres por cada lado- con largos merecimientos para Diadema en el primer tiempo y a la inversa en el complemento para Saavedra. Si bien el viento se llamó a sosiego en los segundos 45 minutos, el juego tuvo rarezas por doquier.

Los de Km. 27 mostraron de entrada su mejor juego. Por eso llegaron a la apertura del marcador con un golazo de tiro libre de Maximiliano Pardo, que el arquero Juan Díaz no pudo rechazar con los puños de manera correcta, porque se resbaló y quedó mal parado. Por eso la pelota con violencia le rozó los nudillos y se fue adentro. Luego lo justificó el visitante. Con más volumen de juego en el medio y con llegadas reiteradas hacia el arco de Saavedra.

Partido “chivo”, discutido, con muchas infracciones. Saavedra no encontraba cómo ganar en el medio y sus embates ofensivos no ocasionaban complicaciones a una defensa donde su arquero Fernández no fue exigido para nada.

El segundo tiempo fue otra historia. Distinta. Como si el técnico Fornerón desde lo táctico le hubiera encontrado la fórmula. Diadema se fue apagando de a poco. ¿Se quedó sin reservas físicas? Hubo más presencia en ataque de Luciano Zapata y Cristian Castro, mientras los aportes desde el fondo de Adrián González y Cristian Gallego eran fundamentales para que el local tuviera una imagen diferente.

Se fue llevando por delante a un rival que pareció sentir el trajín de la lucha, el “quita piernas” del terreno de juego. Si bien algunas apariciones de Pardo estuvieron ahí nomás de aumentar el marcador para Diadema, pero esta vez las contenciones de Díaz resultaron vitales.

Los ingresos de Medrano, Ríos y Sides le dieron una cuota más ambiciosa a Saavedra en ofensiva. Ya llevaban peligro para Emiliano Fernández. La expulsión de Vilches empeoró las cosas, pero de ninguna manera le cortaron el hilo de alcanzar la igualdad. Un Saavedra adelantado era el dueño de la pelota y de las incursiones por ambos andariveles. Llegó el empate en un tiro libre de Matías Medrano, cuyo remate resulto inatajable para Emiliano Fernández. Uno a uno.

Te puede interesar
Christian Blotta aspira a la conducción de la AKPS

Con la paridad, Pardo tuvo el segundo gol a su merced, pero esta vez Díaz tapó abajo y con todo el cuerpo el remate del “10” de Diadema. Llegó otra situación para el desnivel, pero esta vez hubo fortuna para el lado de los del Parque.

No extrañó que Saavedra envalentonado con la igualdad y el cambio que le había generado al partido, alcanzara el segundo gol por intermedio de Mariano Ríos, que también como Medrano había saltado desde el banco. Quedó tiempo para una acción en el arco de Diadema, que por el tumulto y algunos empujones generó la expulsión de cuatro jugadores. Dos por cada equipo, sumándose más como infracción de impotencia que mala intención, la tarjeta toja mostrada al ingresado José Poblete en Diadema.

El equipo de kilómetro 27, que había sido claramente superior en la primera parte del juego, no pudo luego sostener ese buen trabajo, donde mostraron buenos pasajes Fabián Legun, Marcelo Ojeda, Maximiliano Pardo y Franco San Martín.

Saavedra, por largo tiempo superado, le encontró la vuelta en los últimos quince minutos. La fórmula adecuada Forneron la encontró en el banco. Con la buena pegada de Matías Medrano y el oportunismo de Mariano Ríos. Así como venía el partido, para Saavedra es un triunfo con soñado final de partido.

 

Comentar
- Publicidad -