El “canario” voló hasta lo más alto

Por el adelanto de la undécima fecha el “Far west” recibió a dos equipos que buscaban ser líderes de la Primera “B” y en ese marco Laprida del Oeste se llevó un triunfo clave ante Próspero Palazzo por 2 a 0. Darío Moreta y Nicolás Silva marcaron los tantos para el equipo dirigido por Ángel Cano, ante un “aguilucho” que culminó con diez por la expulsión de Nicolás González.

Atractivo partido el que se jugó en cancha de Laprida, porque el que ganaba se subía a la cima del campeonato, con dos cotejos más que su perseguidor inmediato: Caleta Córdova, que hoy juega ante Deportivo Portugués y puede recuperar la punta con un empate.

Gran partido el que jugó ayer el cuadro “canario”, porque se mostró dinámico, buscando el juego asociado y muy tranquilo y pensante con el balón, al punto que fue más pujante y desequilibrante a lo largo de los primeros 45’ minutos, con mucha movilidad en el plantel que conjugó experiencia y juventud. Las chances más nítidas las creó el local a través de la velocidad de sus delanteros, con Nicolás Silva, Nicolás Galván y la buena actuación de Alexis Olguín.

Antes de llegar a la media hora Darío Moreta puso en ventaja a su equipo y esto sirvió para que le dé aun más tranquilidad al correcto juego de Laprida, ante un “aguilucho” que si bien batalló y metió no estuvo muy afinado con los pases para poder llegar a la igualdad.
El complemento fue un gran desarrollo, de ida y vuelta. Lo tuvo de cabeza Villafañez al empate, Sambueza probó con remates de media distancia, mientras que por los costados, apostando a la gambeta y velocidad, al anfitrión el travesaño le negó el grito luego del remate de Silva, mientras que Basualdo le ahogó el gol a Nicolás Galván y a Tureo.

Te puede interesar
La vuelta con expectativa justificada

A los 27’ se quedó con uno menos Palazzo porque González vio la segunda amarilla tras la protesta. Dos minutos más tarde en una verdadera patriada llegó el gol de Laprida. La recuperó un poco más delante de mitad de cancha Silva, se dio vuelta, encaró, la pisó entre dos rivales que eludió, el ingresado Israel Casarini salió al cruce para “morder”, con la poca fortuna que la pelota rebotó en su pie izquierdo y le quedó nuevamente al “7” en la puerta del área, este se adelantó y sacó un rasante remate que significó el 2 a 0 final, ya que lo tuvo para ampliar el “verde” pero la resolución errónea de Tureo, Silva y el ingresado Juan Galván, sumado al accionar de Basualdo y Varisco, impidieron la goleada.

 

Comentar
- Publicidad -