Crimen de Oviedo: Mantienen la prisión preventiva de dos de los imputados

?

En horas de la mañana del viernes se concretó la audiencia de revisión solicitada por la defensa de dos de los 9 imputados por el homicidio de José Oviedo en Fracción 14, Franco Bustos y Marina Hernández. El defensor solicitó la libertad con presentaciones de Bustos y subsidiariamente su arresto domiciliario; en tanto que para Hernández su libertad. En contraposición la fiscal requirió se mantenga la prisión preventiva que viene cumpliendo Bustos y el arresto domiciliario de Hernández hasta la fecha que les fuera dictada, el próximo 4 de julio del presente año.

Presidió la audiencia de revisión como juez subrogante, Miguel Caviglia; por el Ministerio Público Fiscal se hicieron presentes Camila Banfi, fiscal general y Belén De La Canal, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de ambos imputados fue ejercida por Alejandro Fuentes, defensor particular de los mismos.

En un primer momento el defensor recordó que su asistido Bustos ya hace 2 meses y 15 días que viene cumpliendo prisión preventiva. No se han instado algunas pruebas para demostrar que Bustos estaba momentos previos lejos del lugar del incendio. Tampoco su celular está en el grupo de Whatsaap investigado. “Del registro fílmico se ve que colocan una cuerda en las piernas de la víctima y le dicen a Bustos que tire, pero Oviedo ya estaba muerto”, afirmó el defensor. La situación ha variado en favor de mi defendido, por lo cual solicitó la libertad con presentaciones semanales de Bustos, y subsidiariamente su arresto domiciliario. En cuanto a Hernández, solicitó su libertad y subsidiariamente se mantenga su arresto domiciliario

En contraposición la fiscal se opuso a la solicitud de morigeración ya que no ha habido ninguna modificación que altere los peligros procesales por los cuales se les dictó la medida. Siguen latentes los peligros de fuga y entorpecimiento por los cuales se les dictó 4 meses de prisión preventiva y 6 meses de plazo de investigación. Bustos y Hernández fueron sindicados por personas que se encontraban en el lugar del hecho, y también por Campos y Farsi, dos miembros de la fuerza policial. Los videos son bastante claros y se ve a Bustos participar en el grupo agresor junto a dos personas y dos menores, aseguró Banfi. Existe el peligro de fuga por las características graves del hecho y el número de personas que han intervenido. Tanto para Bustos como para Hernández-con arresto domiciliario con permiso de salidas para llevar a sus hijos ala escuela- existe peligro de fuga y de entorpecimiento, por lo cual solicitó se mantenga la prisión preventiva del mismo y el arresto domiciliario hasta la fecha que le fue dictada.

Finalmente el juez penal resolvió mantener la prisión preventiva que viene cumpliendo Bustos y el arresto domiciliario de Hernández hasta el próximo 4 de julio ya que persisten los peligros procesales de fuga y entorpecimiento para Bustos y de entorpecimiento solamente para Hernández. Asimismo fundó su decisión en que “no ha sucedido ningún hecho nuevo para modificar la medida como lo propicia la defensa”.

El hecho investigado

El ilícito contra la vida investigado acontece el día 25 de Marzo de 2.019, siendo las 18.45 horas aproximadamente, cuando G. M. M., Diego Damián Metraillet, F. L. M. (menor de 14 años), Jonathan Barrera, Franco Facundo Bustos, K. S. (menor de 15 años), María Alejandra Hernández, Silvina Vera, Cesar Hueica y Pablo Andrés Arismendi, junto a dos sujetos cuya identidad aún no ha sido establecida, se convocaron de manera organizada, portando palos, fierros y piedras, y acompañados de otras personas en el exterior del domicilio sito en la Manzana C, lote 4, de barrio Los Bretes de esta ciudad, cuando su morador José Jorge Oviedo Cuyul se encontraba en el interior del mismo.

Te puede interesar
Clima: miércoles frío y nublado, con una máxima de 8 grados

En esas circunstancias, las personas que estaban afuera de la vivienda entre las que se encontraban los arriba mencionados, comenzaron a gritar “salí Matías salí Matías” refiriéndose al hijo de la víctima, Matías Oviedo, a quien este grupo sindicaba como presunto autor de un abuso sexual agravado cometido hacía pocas horas. Al oír que José Oviedo, desde adentro de su casa, les manifestaba que su hijo no estaba y que no era un violador, los sindicados comenzaron a gritarle a éste “salí que te vamos a matar”, “salí que te vamos a cagar matando”, para luego comenzar a realizar destrozos en la vivienda, rompiendo ventanas, puertas e incendiándola. Esta situación obligó a Oviedo a salir de su domicilio, escapando por la parte de atrás hacia el barrio Los Bretes, llevando consigo un machete y un trozo de hierro para defenderse, al tiempo que comenzó a ser perseguido por este grupo, quienes organizados convergieron intencionalmente en la persecución del mismo a efectos de darle muerte.

José Oviedo logró recorrer, mientras era perseguido y agredido físicamente con piedras, palos y golpes de puño, unos quinientos cincuenta metros aproximadamente. Ello así hasta ser encerrado y aparentemente  embestido por un vehículo Renault Sandero, el que era conducido por Pablo Arismendi, lo que conllevó que la víctima, golpeada, lograra dar unos pasos hacia el frente, donde fue interceptado por el Subcomisario Víctor Farcy y el Comisario Inspector Juan Cruz Campos, que se trasladaban en sentido contrario a la víctima y al grupo agresor. En ese momento los funcionarios, quienes observaron a Oviedo con su rostro ensangrentado y el accionar violento de sus acometedores, se pusieron frente al herido intentado auxiliarlo y con el fin de frenar al grupo de gente que lo quería “linchar”, entre los cuales se encontraban los nombrados G. M. M., Diego Damián Metraillet, F. L. M.,  Jonathan Exequiel Barrera, Franco Facundo Bustos, K. S., María Alejandra Hernández, Silvina Vera y Cesar Hueica; lo que les resultó imposible por la cantidad de personas en estado de exaltación que únicamente estaban enfocadas en dar muerte a José Oviedo.

Los sindicados autores continuaron propinándole golpes y piedrazos a Oviedo, siendo tal el nivel de violencia desplegada que llegaron al punto de atarlo con una soga en la pierna izquierda y arrastrarlo unos metros, mientras el personal policial trataba de evitarlo, siendo éstos también agredidos. Este accionar del grupo agresor tal como se ve en la secuencia fílmica le provocó un dolor innecesario a la víctima, quien agonizaba mientras lo golpeaban, donde finalmente se produjo el deceso. Surge de la autopsia  realizada a quien en vida resultó ser José Jorge Oviedo Cuyún que la causa de su fallecimiento fue por traumatismos múltiples, traumatismo de cráneo, tórax y abdomen.

Comentar
- Publicidad -