La escuela de futbol Comodoro y una nueva experiencia en Italia

Con rostros cansados, pero felices, regresaron desde Roma, Italia, los integrantes del Club de Futbol Comodoro. Un numeroso contingente de jóvenes y familiares de los mismos, fueron parte de esta nueva experiencia. Con esfuerzo propio, mucho trabajo previo, pudieron cristalizar un viaje, que seguramente perdurará por siempre en el recuerdo de todos. En los niños por su formación y en los adultos, porque se trató de unos días de esparcimiento, de aprendizaje, de competencia deportiva, de una ciudad como Roma (Italia), que siempre ofrece al turista algo diferente, como si lo visto y halagado hace un poco más de un año, fuese un lugar totalmente distinto.

Nigel Andretta Bertoneri, director de Comodoro Futbol Club, lo ha concretado una vez más. Un contingente con diferentes proyecciones. Los más pequeños para jugar al futbol en algún escenario deportivo que solo ven por televisión y los más grandes para estar cerca de sus hijos, y ser parte de una experiencia, que aunque repetida, no deja de ser inolvidable. Y en este segundo viaje a Italia, el saldo vuelve a tener balance positivo. En todos los aspectos. Para los que fueron a jugar, los dirigentes y los que fueron parte de un grupo, donde estuvieron el Dr. Julián Petrolito que viajó como médico y ayudante de campo, Cristina Vargas, profe de Educación Física, Lucía de Brito, también en las mismas funciones de “profe” y Fernando Landau (pediatra), junto a otros padres del plantel de futbolistas que viajaron a Italia. Sin obviar el acompañamiento de Carolina Guinle, Pablo De Brito, María José Moreno, que son integrantes de la comisión directiva del club, que ya dispone de toda la documentación jurídica, que los ratifica como una nueva entidad deportiva en la ciudad.

Nigel Andretta, nos cuenta “que la categoría 2005 jugó dos torneos, logrando ganar uno, el de L’aquila Abruzzo, jugando la final en el Estadio de Castel Di Sangro. El partido se mantuvo 0 a 0, hasta que faltando diez minutos lo terminaron ganando tres a cero, con goles de “Lolo” Ivancic, y dos de Ernesto Lugo López. Luego fuimos a Paestum en Campaña en la Costa Amalfitana, donde la categoría 2005 logra el tercer puesto ganando por penales 9 a 8, luego de haber empatado uno a uno con Livorno (gol de Ernesto Lugo López). La 2006 logró un quinto puesto ganando 4 a 0 a Ágora con goles de Thiago Cifuentes, Brian “Chino” Ruiz y Ramiro Ángel (2).

Te puede interesar
El futbol de veteranos no para

Visitamos Nápoles y conocimos entre otros lugares el estadio San Paolo, donde Diego Maradona jugó en su estadía en Napoli. Además recorrimos Roma donde los chicos conocieron el Coliseo Romano y todos los lugares históricos de la zona. Son viajes que dejan un sedimento positivo en todo aspecto. No solo en lo deportivo. Por dos semanas dejamos de funcionar en la ciudad con el club, pero el tiempo de ausencia nos hace regresar con nuevas ideas, con las cosas que vemos en el trabajo que se hace en Europa con los chicos y todo lo que abarca un viaje tan productivo y provechoso como este. Un viaje increíble. Salió todo perfecto, estamos todos muy contentos”.

Para Nigel Andretta, volver a la actividad doméstica, y en cuanto al futbol local, regresar con las muchas obligaciones que genera nuestro club, a disputar partidos pendientes que quedaron del torneo Integración por el viaje a Italia, puesto que Comodoro Futbol Club, representa a Ciudadela en novena y octava división. Compromiso que se extiende por tercera temporada consecutiva. Andretta levanta el tono de voz, para resaltar el presente, con la identificación deportiva, dejando atrás la Escuelita, pero generando siempre la formación de jóvenes y proyectando con un grupo de personas, un club que seguramente irá alcanzando los objetivos que sus integrantes se han propuesto. Con un trabajo previo administrativo, cumpliendo con todas las exigencias legales. Lo fuerte es que el nuevo club lo han identificado con el nombre de la ciudad, seguramente, porque todos, quieren lo mejor para Comodoro Futbol Club. Están volando alto, como el propio viaje a Italia.

 

Comentar
- Publicidad -