Vinculan el asesinato del político Walter Lübcke con entorno neonazi

El político conservador Walter Lübcke, quien era jefe de distrito regional en Kassel y defensor de la acogida de refugiados, fue presuntamente asesinado de un disparo en la cabeza por un neonazi de 45 años por motivos políticos.

Lübcke fue hallado el 2 de junio tendido y ensangrentado en la terraza de su casa en Wolfhagen-Istha (oeste de Alemania) con un disparo en la cabeza. Tras dos semanas de especulaciones, la Fiscalía General alemana se hizo cargo del caso y apunta en una dirección que conmocionó a un país incapaz de poner coto a la violencia de la ultraderecha.

La madrugada del sábado, Stefan E., de 45 años, fue detenido por fuerzas especiales en el marco de la investigación del asesinato de Lübcke, un político del Estado de Hesse que en el pasado había recibido amenazas por defender la decisión de Merkel de abrir la puerta a más de un millón de refugiados en 2015. Aquel año, el que fuera jefe del Gobierno en Kassel, pronunció un discurso en el que defendió “valores cristianos” como “amar al prójimo” e invitó a quien no comulgara con las reglas del país a marcharse, lo que dio pie a amenazas públicas contra él en las redes sociales. Entre las competencias de Lübcke figuraba la acogida de demandantes de asilo en su distrito.

Te puede interesar
Principe Andrés se retira de la vida pública tras escándalo por caso Epstein

El ADN del sospechoso, detenido a una veintena de kilómetros de Wolfhagen-Istha, donde vivía Lübcke, coincide con los restos hallados en la ropa del político asesinado. Los datos sobre su pasado que han ido saliendo en los medios alemanes dejan escaso lugar a dudas sobre el perfil ideológico del sospechoso. Originario de Baviera, el detenido frecuentó, al menos en el pasado, círculos de ultraderecha. En 1993 ya había sido detenido por el ataque con un explosivo casero a un centro de refugiados, según Die Zeit.

Comentar
- Publicidad -