“Los tratamientos más efectivos son en donde hay un compromiso de los papás”

El dr. Guillermo Andrada brindó una charla sobre trastorno del espectro autista orientado principalmente a los padres, donde habló sobre las herramientas de estimulación de los niños.

El viernes se llevó a cabo la charla “Hablemos de autismo” a cargo del dr. Guillermo Andrada, psiquiatra infantojuvenil, quien disertó sobre el Trastorno del Espectro Autista (TEA). El encuentro fue organizado por la asociación “Somos azules” en el Museo Ferroportuario y estuvo orientada principalmente para padres y familiares de personas con autismo.

Andrada es de Buenos Aires y viaja a la ciudad todos los meses para atender pacientes en el Hospital Regional dentro del Programa TEA y también atiende en consultorio privado, debido a la falta de psiquiatras pediátricos en la ciudad.

En diálogo con Crónica, el médico explica que le interesa enfocarse en el autismo desde una perspectiva distinta, no tanto en el tema médico sino en la relación con la familia de la persona con TEA. En este sentido, la charla estaba destinada a los papás, para que puedan tener elementos, herramientas, destrezas y fortalezas para ayudar a sus hijos cuando tienen un trastorno del espectro autista. “La problemática del autismo es muy compleja, en cada niño la expresión es distinta, entonces no existen fórmulas únicas para todos los pacientes, sino que existen matrices de tratamientos, nosotros vamos utilizando técnicas que son parecidas para todos pero después tenemos que adecuarlas a cada uno de los chicos, y quien mejor conoce a los chicos son sus papás” destaca el médico.

Te puede interesar
Defensa Civil acorraló a un puma en el polvorín de la Fuerza Aérea

Herramientas para padres

“Hace muchísimos años que estoy trabajando con el tema de autismo y he llegado a la conclusión de que los tratamientos más efectivos, por lejos, son aquellos en donde hay un compromiso de los papás, cuando realmente empiezan a hacer el uso de herramientas de estimulación” explica Andrada y sostiene que “estas herramientas de estimulación en manos de los papás, que manejan el amor hacia sus hijos, se transforman en herramientas muy poderosas de sanación”.

Más allá de las cuestiones específicas que estudian y aplican los profesionales médicos, señala que “el autismo no es una temática eminentemente de consultorio sino que tiene que ser trabajada durante todas las horas del día y en los lugares donde el niño se desempeña”, que es en primera instancia el hogar y en segundo, la escuela. En este sentido indica que: “los profesionales únicamente estamos un rato en su vida por semana, y podemos hoy estar y mañana no, mientras que los papás los van a acompañar durante toda la vida, entonces quienes mejor deben saber cómo conducirse con estas temáticas tienen que ser ellos”.

Andrada afirmó que seguirá dando charlas de este tipo, dado que “en este momento es un objetivo que tengo: que los papás comprendan cuál es su función, la de ser los estimuladores más importantes y que por sobre todas las cosas tienen que tener herramientas técnicas, saber cómo desempeñarse ante esta situación”.

Comentar
- Publicidad -