Distintas zonas de Pueyrredón y Juan XXIII volvieron a inundarse

inundación Comodoro

“Nos llevamos un gran susto” expresa una de las vecinalistas del sector sobre la situación que vivieron en la noche del jueves cuando colapsaron los pluviales y el canal de la Roca.

Las lluvias de los días jueves y viernes generaron algunos inconvenientes en la ciudad, principalmente con el anegamiento de calles y el desborde de canales evacuadores. Las zonas que fueron más afectadas durante el temporal de 2017 volvieron a inundarse, aunque sin consecuencias graves para los vecinos.

Las complicaciones ocurrieron en la noche del jueves, con las precipitaciones más abundantes. En zona norte, la avenida Fray Luis Beltrán, que aún continúa cortada debido al socavamiento que produjo ese gran temporal, volvió a inundarse y debió ser cortada al tránsito. En la zona sur, los sectores más afectados fueron los barrios Pueyrredón y Juan XXIII donde desbordó el canal evacuador de Avenida Roca y se formaron en distintas zonas grandes lagunas que impidieron la circulación.

A esta situación también se le suman las roturas que quedaron desde el temporal de 2017 y que no fueron reparadas, además de existir en la zona obras inconclusas que mantienen las calles cortadas, por lo que en determinadas horas de la noche la zona era intransitable.

“Nos llevamos un gran susto”

La vecinalista del barrio Pueyrredón, Carolina Álvarez comentó acerca de la situación que vivieron los vecinos en la noche del jueves; “a las 11:30 desbordó el canal de Roca y Kennedy, así que todo lo que es Kennedy hacia abajo corría el agua. Se taparon los pluviales así que nos dio un buen susto, hasta que gente del municipio destrabó el pluvial, como a las 2 de la mañana”.

Te puede interesar
El exárbitro Sergio Pezzotta visita la ciudad

En este sentido, expresó que: “los vecinos del sector de Barceló, La Razón, y Chile nos llevamos un gran susto, tuvimos que salir y correr los autos, algunos durmieron con todas sus cosas arriba, porque se esperaba lo más fuerte a las 3 de la mañana. Fue una noche larga, hubieron vecinos que no durmieron directamente por el miedo”. Comentó que la situación era complicada porque hay calles que están en reparación, como la Chile donde levantaron el asfalto, y otras calles transversales donde por distintas obras quedaron montículos de tierra. “En algunas casas se taparon las cloacas, al no tener la válvula antirretorno, pero después hasta ahora no ha informado nadie si algún vecino se inundó” mencionó Álvarez. Señaló que la zona se inunda cada vez que llueve, pero a diferencia de otras veces, remarcó que en esta ocasión la inundación se dio con la caída de 23 mm.

Comentar
- Publicidad -