Qué dice el papel con el que Trump reveló detalles del acuerdo con México

En un encuentro con periodistas en la Casa Blanca, mientras agitaba una hoja en sus manos, el mandatario aseguró que los planes con el país vecino para controlar la llegada de migrantes eran “secretos”. Pero la hoja que tenía en la mano quedó a la vista de todos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se negó este martes a comentar detalles sobre su acuerdo migratorio México. En un encuentro con periodistas en la Casa Blanca, mientras agitaba una hoja en sus manos, el mandatario aseguró que los planes con el país vecino para controlar la llegada de migrantes eran “secretos”. Y agregó: “Este es el acuerdo que todo el mundo dice que no tengo. Voy a dejar que México haga el anuncio en el momento adecuado”.

Las cámaras se fijaron en el papel doblado que tenía en la mano, por el que la luz dejaba entrever las letras negras en la cara oculta.

Y, así varios medios estadounidenses revelaron los “secretos” que el presidente no quería comentar y que ocultaba en la hoja doblada.

México negó que exista un “pacto secreto con Estados Unidos”.

A inicios de mes, el mandatario amenazó con imponer aranceles de un 5% a todos los bienes que importa Estados Unidos de México, su principal socio comercial, si el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no contenía el flujo de migrantes.

Te puede interesar
Chubut firmará un acuerdo de cooperación con Taiwán

Representantes de los gobiernos de los dos países se reunieron de emergencia y finalmente, Trump anunció la semana pasada que posponía la imposición de los aranceles tras haber llegado a un acuerdo.

La hoja hacía referencia a uno de los planes que ya había trascendido: designar a México como un

En ese sentido, el documento indicaba, además, que el gobierno mexicano se había comprometido a examinar de inmediato sus leyes para facilitar su designación como tal en caso de ser necesario.

Si México se designara como “tercer país seguro”, las solicitudes de asilo de los migrantes serían procesadas en suelo mexicano en lugar de en Estados Unidos.

Aunque los negociadores mexicano han insistido en que no aceptaron ser un “tercer país seguro”, este martes el canciller de ese país, Marcelo Ebrard, aceptó que, si después de 45 días Estados Unidos considera que el flujo migratorio hacia ese país no ha disminuido lo suficiente, se empezaría a negociar la posibilidad de convertir a México en un “tercer país seguro”.

El papel también tenía referencias a un plan regional de asilo, que involucraría a varios países latinoamericanos para procesar las solicitudes de los migrantes.

 

Comentar
- Publicidad -