Grupo solidario elabora pelucas para pacientes con cáncer

Una sonrisa para tu cabeza
Lograron sostener y hacer crecer el grupo humano de voluntarias.

“Una sonrisa para tu cabeza” es un grupo solidario de personas que elaboran pelucas de cabello natural para pacientes oncológicos.
En agosto del año 2018 su fundadora Andrea Muñoz, mencionaba a Crónica que necesitaban con urgencia voluntarias tejedoras de cabello para poder continuar con la iniciativa ya que eran cada vez menos -3 o 4 voluntarias- y ella por cuestiones personales podía dedicarle cada vez menos tiempo.

Aquella nota se realizó en su casa particular ya que era allí mismo, en el comedor de su hogar, el punto de encuentro, de elaboración y de acopio.
Hoy, luego de casi un año de dicho encuentro Crónica fue convocado nuevamente, pero esta vez con un escenario más que esperanzador.

“Una sonrisa en tu cabeza” actualmente fue cobijado por la Unión Vecinal de Km 5, donde cerca de 25 voluntarias se reúnen cada miércoles a elaborar pelucas y turbantes de tela de 14 a 16.
Andrea Muñoz, fundadora de este movimiento solidario, decía: “El año pasado estábamos desapareciendo pero este año puedo decir que el grupo salió adelante” declaró junto a las personas que hicieron propia la causa y no solo comenzaron a participar constantemente sino que se hicieron eco de la convocatoria. Ellas son Teresa Traba y Verónica Rueda.

Ambas aseguran que la técnica es muy sencilla y fácil de aprender, y que luego de algunas horas el trabajo se asimila y se realiza de manera automática. Más aún, incorporaron una técnica que permite hacer cortinas de pelo usando la máquina de coser y no ya solo el telar manual, lo que les redujo notoriamente el tiempo de terminación.

Cuáles son sus necesidades actuales

Comentan que la demanda es muy alta por lo que siguen convocando a voluntarias, también están necesitando cabezas de telgopor, hilo de carpintero, telas, prensas. Ellas no reciben ningún tipo de ayuda económica por lo que los insumos con los que cuentan solo son los que las personas o empresas les donan.
Recientemente incorporaron los turbantes por lo que también reciben telas elásticas como modal o seda fría. Cabello reciben constantemente por lo que ello no estaría siendo prioritario.

Otra necesidad concreta es la de un espacio fijo donde se puedan seguir reuniendo y a la vez guardar todos los insumos en un depósito. Actualmente en cada encuentro deben descargar y luego llevarse todo de regreso.
Fundamentalmente indican que se requiere de ciertos cuidados lo que dificulta aún más ese constante movimiento. El único requisito es que sea en la zona norte ya que es allí donde se consolidó el grupo de voluntarias muchas de las cuales son de la tercera edad y no pueden trasladarse demasiados kilómetros para llegar.

Te puede interesar
Invitan a la presentación de la “Ley Micaela”

Por último están necesitando peluqueras y peluqueros voluntarios que se comprometan a realizar una vez por mes el tratamiento que esas pelucas necesitan antes de ser entregadas. Actualmente solo una persona las ayuda de manera constante a quien le agradecen infinitamente y la nombran como Piny Unisex. “El tratamiento de manutención es una tarea mensual que requiere de peinarlas, corte, teñido, entre otros cuidados necesarios que solo pueden llevar a cabo profesionales peluqueras o peluqueros” decían a Crónica.

Crecimiento y consolidación

El grupo surgió en el año 2014. Andrea Muñoz recuerda que la idea le surgió frente a la inquietud que tuvo de donar su propio cabello y no encontrar un sitio o grupo que lo recepcione. Se comunicó con un grupo referente a nivel nacional, que trabaja en la ciudad de Baradero, provincia de Buenos Aires, quienes la alentaron a que sea ella misma quien gestione la actividad en Comodoro y de esa manera exista la figura en la región patagónica.
Hoy tienen personas que viajan especialmente una vez por mes desde otras localidades como Trelew o Caleta Olivia para aprender y poder generar grupos bajo la misma temática en sus ciudades.

Por último aclaran que las cabelleras postizas se dan en préstamo, de forma totalmente gratuita y por eso se trata de un banco de pelucas. Las personas llegan a ellas a través de los médicos oncológicos que cuando presienten que a un paciente les va a interesar la posibilidad los conectan de inmediato. Médicos y personas que han atravesado por ese tipo de tratamientos, afirman lo importante que les es poder mantener su aspecto físico tanto para el desarrollo de la vida cotidiana como para su estado anímico.

Agradecen a la Unión Vecinal por el espacio, a las voluntarias por permitir que la actividad se sostenga, crezca y se multiplique y a la peluquera “Piny” por su infinita vocación de servicio.
Recuerdan que están todas las personas invitadas a sumarse y aprender a coser cortinas de cabello o coser turbantes, todos los días miércoles de 14 a 16 en la Unión Vecinal de km 5.

 

Comentar
- Publicidad -