Trágica estadística de las víctimas de incendios e inhalación de monóxido de carbono

Como nunca en la historia de la ciudad, la seguidilla de víctimas mortales por incendios e inhalación de monóxido de carbono en esta época de frío polar cuando aún quedan algunos días para el comienzo del invierno, conmociona a la población. Desde el 30 de mayo a la fecha (11 de junio), apenas han pasado 11 días. Ese 30 de mayo perdió la vida en un incendio el niño Neymar Vargas Ugarte, de apenas 4 años, tras incendiarse la casa donde habitaba con su familia, en la calle Código 475 al 400 del barrio Abel Amaya. Una hermanita de 8 años pudo salvar a otro bebé de apenas uno, pero Neymar buscó refugio debajo de la cama y pereció por inhalación del humo que invadió cada rincón de la casa.

Apenas 3 días después la tragedia se trasladaría a Km. 5 donde en otro incendio fatal, perecieron Roxana Otero (51) y su hija con discapacidad motriz María Elena, de 14 años. Ocurrió sobre la calle Cambareri a las 11:30 de la mañana del 2 de junio. El fuego se habría originado por una sobrecarga en un caloventor, aunque es materia de investigación todavía. 5 días después, la noche del viernes 7 de junio, sería en el alejado barrio Diadema Argentina donde ocurriría otra tragedia: el fuego consumió la precaria casa donde residía el apreciado vecino del barrio Francisco Vázquez, de 60 años, apodado “Jalisco”. La explosión de una garrafa habría sido el detonante de la tragedia.

Te puede interesar
“Josito” Di Palma estará en la carrera de Comodoro

Muchas tragedias en pocos días

Y ayer, otras escenas desgarradoras y conmocionantes se vieron en la zona alta del barrio Jorge Newbery: un voraz incendio en una vivienda construida con chapas y maderas y con sus ventanas fuertemente enrejadas, se cobró la vida de Carlos Fabián Bargas, su esposa Nancy Esther Roldán y el hijo adolescente de 16 años: otros 7 menores fueron trasladados al Hospital Regional y tres se encontraban graves, uno de ellos con quemaduras en el 51% de su cuerpo y su estado era hasta las últimas horas de anoche, gravísimo.

Y anoche, sobre las 20:10, ingresaban a la guardia del Hospital Regional otras dos mujeres inconscientes tras haber sido rescatadas de su domicilio en barrio Próspero Palazzo, después de haberse intoxicado con inhalación de monóxido de carbono.
A estas víctimas hay que sumar las muertes de la médica Marina Ruth Alercia (58); su padre Adolfo Ernesto Alercia (75) y Matías Alercia (36), hijo de la mujer, quienes murieron por inhalación de monóxido de carbono en su departamento de calle Rawson al 1.100. El hallazgo se produjo el sábado 8 del corriente.

Además, la muerte de Sixto Barría, un hombre de 64 años que falleció entre la noche del domingo y la mañana de ayer a raíz de las quemaduras sufridas al caer sobre una estufa eléctrica.

Comentar
- Publicidad -