Emprendedores: Manduca, talentos a la carta

Retro microphone on stage in restaurant. Blurred background

Anabella Vater junto a Guillermo Janeiro y Francisco Narvaiza crearon como emprendimiento una productora de talentos. Explica que no solo tiene que ver con la comedia sino que la idea es tener un gran “menú” de talentos para ofrecer, desde cómicos hasta músicos, bailarines y también del ámbito teatral: “Nuestra función es acercar las partes entre el espectador y el artista” dice Vater quien brindó a Empresas + Negocios una entrevista sobre cómo funciona, qué servicios ofrecen y además brindar la posibilidad de conocerla un poco más a ella misma, ya que ha sido la persona que se propuso que en Comodoro haya más humor sobre los escenarios.

“Hace más de un año que tratábamos de organizar la manera de producir espectáculos acá en la ciudad. Sobre todo con el antecedente del Comodoro Comedy Club, a partir de lo cual muchas personas empezaron a consultar” dice la entrevistada luego de que se le consulte cómo surgió la idea.

El antecedente del emprendimiento: Comodoro Comedy Club

Para entender cómo nació dicha productora hay que remitirse inevitablemente al “Comodoro Comedy Club” el cual comenzó a funcionar en junio del año 2017 en el Teatro Dislocador como una especie de café concert donde se presentan diferentes comediantes cada mes, permitiendo al público disfrutar de un espectáculo de manera distendida, con la posibilidad de tomar algo al mismo tiempo.

Hasta entonces la ciudad no disponía de un lugar donde de manera mensual, se contara con un show de humor de estilo stand up (monólogos) tanto con artistas del under como de reconocidos a nivel nacional. “La idea surgió junto a Ramiro Aibar, director del Teatro Dislocador, quien también tenía la inquietud de generar en la ciudad un espacio donde traer exclusivamente comediantes y por sobre todas las cosas con una cierta continuidad. El tener la posibilidad de sentarse en una mesa con amigos, tomar algo, divertirse y saber que se contará con esa posibilidad asiduamente” decía la entrevistada.

Acerca de Anabella Vater, quien indujo el stand up en Comodoro

Nació en provincia de Buenos Aires. Vive en Comodoro desde hace cuatro años. Su profesión de cabecera es ser médica aunque de manera paralela cuenta que siempre estuvo en la búsqueda del humor.

De joven estudió comedia musical e improvisación teatral con Ricardo Behrens –uno de los pioneros investigadores de la improvisación teatral– y también con Gabriel Gavila.
Después de cinco años consecutivos en ese género descubrió, viendo un espectáculo, el stand up y se enamoró definitivamente de esa disciplina.

A partir de entonces estudió en la escuela de I Love Stand Up del Paseo La Plaza y también con Martín Pugliese, uno de los máximos exponentes del género en el país.
Desde que llegó a vivir a esta ciudad le llamó la atención la escasez de espectáculos cómicos y más aún la inexistencia del género de monólogos tan conocido en otras latitudes. Fue así que comenzó. Ella misma, además de producir, se presentó en algunas oportunidades, y actualmente está preparando material para volver a subir a los escenarios locales. También sueña con una escuela que desarrolle talentos locales.

“La idea también es ir de a poco generando capacitaciones para quienes se interesen en el género. Por eso cada artista que convocamos para brindar un show, cuando se puede, tratamos que ofrezca una capacitación durante su estadía”.

¿Cualquier persona a cualquier edad puede iniciarse en el mundo del humor?

Sí. Detrás de un espectáculo que pareciera ser improvisado en realidad hay mucho estudio y mucho ensayo. Hay mucho de técnica, no solo se nace siendo divertido y gracioso, eso se estudia y cualquier persona puede hacer reír desde un escenario. Cuando escuchás que la gente se rio es una experiencia maravillosa, en ese momento decís este es mi lugar y después no te querés bajar más. Una vez que ves que funciona no abandonás más el stand up.

Recomienda a un colega de mucha trayectoria que está brindando cursos a distancia de dos meses de duración para quienes deseen iniciarse. La página web es cursosdecomedia.com

¿De qué se trata la productora?

Tenemos tres grandes pilares, por un lado producimos íntegramente espectáculos, como lo que hacemos en el Comodoro Comedy Club. Por otro también somos productores locales para cuando otros artistas salen de gira por el país y necesitan que alguien les organice su paso por la Patagonia ya que estamos en contacto con gente de otras localidades (sur de Chubut y Norte de Santa Cruz aclara). Por último estamos tratando de llevar artistas locales a que se presenten en otras ciudades.

Te puede interesar
Diez iniciativas locales acederán a los programas de mentoría del país

¿Por qué el nombre Manduca?

Buscábamos algo relacionado con los restaurantes. Queríamos que la palabra suene graciosa y al mismo tiempo estar vinculada al concepto del menú, con un servicio “a la carta”. Y también todas las otras opciones que nos gustaban ya estaban registradas.

Ni bien conseguimos este hicimos todo el trámite de registro del nombre y del logo.

 

¿Cómo es el movimiento en la región?

Estuvimos hace poco en Madryn y tienen una gran movida, acá mismo en Comodoro estamos descubriendo muchas personas en la ciudad.
En cuanto a este último punto Anabella menciona que están tratando de generar una lista de artistas de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly para poder ingresarlos a su agenda.
Da como ejemplo que son muy requeridas las guitarras, los violinistas para aperturas de bodas o el vals, entre tantos otros. “Nos encantaría que se pongan en contacto y que esto pueda crecer beneficiando a todos”.

¿Qué tipo de contrataciones ya tuvieron?

La semana que viene tenemos un artista de stand up para un evento privado que se llama Vinchu Rivera. El hace lo que llamamos humor ATP que sería humor “Apto para todo público”. También nos contrató el Colegio Médico para su evento de fin de año.

¿Cómo eligen el talento más adecuado para cada ocasión?

Ese es nuestro trabajo. Indagar y averiguar qué tipo de público va a asistir para que nadie la pase mal y todos queden conformes. Orientamos diciendo qué perfil tiene cada artista, les mostramos material, y a partir de ahí, después de mostrar quizás 4 o 5 opciones deciden. Es muy personalizado y por eso le llamamos “talentos a la carta”.

¿Qué se tiene en cuenta para recomendar?

Por ejemplo para la fiesta del Colegio Médico estuvimos atentos a traer un espectáculo de humor que le llamamos “inteligente”, que no sea ofensivo ni tomen de punto a nadie. Sobre todo en fiestas de instituciones o empresas uno nunca sabe qué rol cumple cada uno y hay que tener criterio en eso. No buscamos censurar al artista por lo que preferimos consensuar y acertar en la búsqueda.

¿Cómo podemos definir al humor inteligente?

Es un humor más abstracto, humor no chabacano. No te dan el chiste servido sino que te quedás pensando y al rato caés. Te hace más partícipe en cuanto al pensamiento quizás para entenderlo.

¿Hay más cooperación que competencia en este gremio?

Sí, entre nosotros nos ayudamos. Sucede todo el tiempo. Si un artista tiene la fecha ocupada, él mismo ya te sugiere a un colega, y lo mismo pasa con los productores. Compartimos contactos y tratamos de ayudarnos en todo lo que se pueda.

¿Es accesible contratarlos por ejemplo para una fiesta familiar?

Sí, contamos con artistas reconocidos a nivel nacional, o que están actualmente en Netflix, como también otros que se adaptan a un presupuesto mucho más pequeño. Nuestro objetivo es conseguir lo que el cliente está necesitando.
Otra manera de amortizar los costos es intentar que además de actuar en el evento privado haga una mini gira por localidades cercanas y así se economiza para todas las partes. Siempre buscamos la manera de que todos salgan beneficiados y queden conformes con nuestro trabajo.

Los roles en una productora de talentos

Anabella Vater es la productora artística, Guillermo Janeiro está encargado de la Comunicación y las Contrataciones y Francisco Narvaiza, es el director Creativo.
Para entender cómo funciona puertas adentro el emprendimiento y la división de roles Anabella explica lo siguiente: Francisco Narvaiza se ocupa de buscar talentos por todo el país y contactarlos: “es el más curioso y vivió muchos años en Buenos Aires lo que le dio un cierto matiz a la hora de encontrar artistas de excelente calidad que aún no son famosos” explica Vater. Ella por su parte, al haber estado inmersa desde adentro en el mundo actoral y del stand up de Buenos Aires, tiene llegada a cómicos de todas las índoles, por mencionar algunos nombra a Roberto Moldavsky, Dalia Gutman o Sebastián Wainraich. En cuanto a Guillermo Janeiro es quien se ocupa de las relaciones públicas, la comunicación del emprendimiento y -algo no menor- el cierre de los contratos con toda la negociación que ello implica.

Comentar
- Publicidad -