Empate caliente entre Universitario y Tiro

La cancha de Ameghino, la famosa heladera, tomó mucha temperatura cuando saltaron al escenario los protagonistas del encuentro que sostuvieron los conjuntos de Universitario (que actuó de local en Ameghino) y Tiro Federal, los terciarios y los juveniles tirolenses comparten los últimos puestos y para salir de esa posición pusieron lo mejor en el rectángulo de juego.

Los de Barrio Cemento querían repetir lo sucedido la semana anterior ya que estuvo a minutos de dar la sorpresa frente a uno de los punteros, y los dirigidos por Diego Robledo, con jugadores de experiencia, pretendían prevalecer y llevarse el triunfo, carta abierta para ambos conjuntos, la premisa es ganar, cada uno con sus armas.

La visita con el traslado a ras del piso con toques precisos, el juego simple, encontrar espacios para lastimar a la defensa local eran los objetivos, y así comenzó la etapa inicial y en tres minutos se vieron dos tiros en los postes y un penal que se encargó Castro de convertir después de una mano en el área y tras una gran jugada de Pacheco.

La defensa local no transmitía confianza y las situaciones de riesgo aumentaban y a los 20 minutos aumenta el marcador el central Maidana (figura del encuentro) que con cabezazo después de un tiro libre de Castro y, ante la pasividad rival, marca el segundo, el partido se torna un poco ríspido, las protestas por ambos elencos eran una constante y de esa situación saca provecho la U.

Empieza a tomar protagonismo Elías Méndez y a través de su juego y su pegada permite que a los 41′ el goleador Jaime Arias, con su olfato de goleador, permita descontar después de que el viento le juegue una mala pasada al arquero de la visita al no poder retener un tiro libre ejecutado por Díaz; el conjunto albiceleste no pudo reaccionar y dos minutos más tarde empata Elías Méndez que de sobrepique desde una distancia de 35 metros la cuelga por arriba del cuerpo del guardameta de la visita (no quiso gritar el gol) un verdadero golazo.

Te puede interesar
Las Selecciones de Chubut rumbo a Mar del Plata

El complemento presenta una variedad de situaciones que permitieron que el encuentro tomara mucha temperatura, a los cinco minutos del comienzo se produce una jugada donde el árbitro y el asistente no se percatan de una agresión del arquero que después de rechazar el balón con los puños, apareado con Arias, golpea en el suelo a este con un trompis, (tendría que haber cobrado penal y expulsión), de ahí se produce un remolino donde toman parte los 22 protagonistas más los suplentes de ambos conjuntos. Hay personas que quieren separar, pero se suceden golpes de puño y empujones, después de un poco de tranquilidad el árbitro expulsa a un jugador por bando y al DT de la visita.

El ambiente estaba enrarecido, los roces eran bastantes, muchas protestas de ambos elencos y los últimos diez minutos tuvieron mucha emoción: a los 37′ otra vez (la ley del ex) Elías Méndez marca el tercero, segundo personal después de un centro enviado por su hermano Emiliano donde no da por perdida el balón y con un toque sutil desnivela el marcador, siempre con el balón a ras y un juego atildado el conjunto de Km. 3 vendía cara su derrota, pero el esfuerzo tuvo su premio al empatar casi al final cuando Manjón se mezcla con sus delanteros y con un furibundo cabezazo iguala ante la algarabía de su gente.

 

Comentar
- Publicidad -