Nayib Bukele, el presidente que gobierna, manda y despide gente por Twitter

El flamante mandatario de El Salvador, Nayib Bukele, se jacta de ser “el presidente más ‘cool’ del mundo” y usa Twitter para dar órdenes, cerrar oficinas y echar a funcionarios.

Nayib Bukele, el flamante gobernante de El Salvador que utiliza Twitter para impartir órdenes a sus funcionarios y despedir gente.

Bukele asumió la presidencia del pequeño país centroamericano el sábado pasado y a las 72 horas anunció sus primeras instrucciones a través de Twitter, entre ellas, despedir a familiares de su antecesor Salvador Sánchez Cerén y figuras del partido izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

“Se le ordena al presidente CEL, William Granadino, remover de su cargo a Claudia Sánchez Villalta, hija del ex presidente Sánchez Cerén. No contrate reemplazo, envíe su plaza de 4.000 dólares mensuales a ahorro institucional”, tuiteó el martes.

Fue la primera de varias órdenes de despido con carácter imperativo que ha expedido a lo largo de esta semana.

Algunos de sus funcionarios le respondieron por la misma vía: “De inmediato, presidente” o “Su orden se ejecutará de inmediato, Presidente @nayibbukele”.

Muchos respaldan esta forma de comunicación pública, pero sus opositores se quejan de la actitud autocrática del gobernante. “Esto no es una monarquía, las monarquías absolutistas quedaron en la Edad Media y estamos en el siglo XXI, donde hay que respetar la institucionalidad”, lamentó ante la prensa el presidente del Congreso, el derechista Norman Quijano.

Nayib Bukele

Te puede interesar
Gobierno de Chile anuncia Congreso Constituyente para elaborar nueva carta magna

Con solo 37 años (a fines de julio cumple 38), el sábado pasado este empresario de profesión y político por vocación se convirtió en el presidente más joven de El Salvador en toda su historia.

Es hijo del fallecido empresario Armando Bukele, un químico industrial y representante de la comunidad árabe-palestina, y de Olga Ortez. Empezó a estudiar derecho en la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) de San Salvador, pero nunca se graduó pues desde los 19 años se metió de lleno a trabajar en una de las empresas de su padre.

Comentar
- Publicidad -