Golpearon a una pareja de lesbianas en un colectivo nocturno de Londres

Un grupo de individuos propinaron una paliza a una pareja de mujeres al negarse a besarse para su disfrute.

Melania Geymonat, una joven uruguaya de 28 años, sufrió un brutal ataque homófobo cuando iba con su novia en un autobús nocturno de Londres. Un grupo de individuos las increparon y querían obligarlas a que se besaran para su divertimento. Al negarse y plantarles cara recibieron una paliza y después las robaron.

Los hechos ocurrieron la noche del miércoles 29 de mayo al 30. La pareja salió a tomar algo en el barrio de Westhamsted y después tenían que volver hacia Camden Town. Tanto ella como su novia estadounidense, Chris, son nuevas en Londres y se pusieron en las filas delanteras de uno de los autobuses de dos pisos para probarlo.

Detrás de ellas se puso un grupo de al menos cuatro chicos, de entre 20 y 30 años. Era de madrugada y empezaron increparlas con gritos e insultos haciendo referencia a su condición sexual. “Nos decían constantemente que nos besáramos o que hiciéramos cosas con las que ellos se entretuvieran mirando”, detalló la chica al diario uruguayo. “Nos hacían gestos con sus manos mientras se divertían diciéndonos ‘tijeras’”, añadió en Facebook.

Melania les pidió que parasen. Un gesto que provocó que empezaran a tirarles monedas encima hasta que acabaron con la paciencia de la pareja. Ellas les plantaron cara. “Lo siguiente que sé es que en la mitad del bus estaba Chris peleando con 3 de ellos e inmediatamente me dirigí hacia allí. La vi llena de sangre y de alguna manera entendí la gravedad y comencé a intentar sacarla del medio: lo siguiente que sé es que me parten la nariz y sólo veo mi sangre. No sé si perdí el conocimiento. Lo siguiente que recuerdo fue llenar de sangre el bus que ya estaba parado con la policía tomándonos declaración”,  relató Melania.

Te puede interesar
Dos sujetos fueron apresados tras un intento de robo y portaban una réplica de arma de fuego

Además de la brutal paliza, los hombres les robaron un bolso y un teléfono móvil antes de salir corriendo del autobús.

La policía acudió de inmediato en su ayuda tras el ataque y ellas presentaron la correspondiente denuncia. Un portavoz de Met Police comunicó que están investigando el ataque y buscan a posibles testigos del ataque producido a las 2.30 horas del 30 de mayo en el autobús N31 en West Hampstead.

Por su parte, el alcalde de Londres Sadiq Khan condenó el “desagradable ataque misógino” contra la comunidad LGBT+ en Twitter. También dijo que la capital de Gran Bretaña no va tolerar este tipo de ataques y que si alguien presencia uno debe llamar de inmediato a la policía.

Comentar
- Publicidad -