“Peso real”: Argentina y Brasil idean crear una nueva moneda corriente en común

El presidente y el ministro de Economía de Brasil, Jair Bolsonaro y Paulo Guedes, anunciaron que negocian con Argentina una moneda común.

En principio solo están negociando esta nueva moneda la Argentina y Brasil, pero no descartan sumar a Paraguay y Uruguay, y a una “democrática Venezuela”, más adelante. La medida deberá pasar por los parlamentos de cada país para ser adoptada.

“La idea es hablar de una integración monetaria, como dice la literatura económica y como ocurrió en Europa. Esto lo comenzamos a hablar cuando nos reunimos en Estados Unidos, en abril. Luego intercambiamos un par de mensajes y un viernes, Dujovne viajó específicamente a Río de Janeiro para conversar de este tema”, dijeron fuentes de Hacienda.

“Brasil y la Argentina están expuestos a los mismos shocks externos. Sus monedas se mueven muy correlacionadas, en relación a los vaivenes de la política de Estados Unidos y de los movimientos de los precios de los commodities. Tenemos mucho comercio bilateral y a veces los shocks monetarios de una economía o de la otra impidieron profundizar más en lo comercial, ya que una queda más competitiva que la otra”, agregaron.

El cronograma es avanzar apenas se pueda, indicaron en el Gobierno. En Brasil, primero, están abocados a pasar la reforma previsional. “Luego será un proyecto prioritario para ambos países. La idea es generar una nueva moneda, que se puede llamar peso real; ni el peso, ni el real”, enfatizaron fuentes oficiales.

Te puede interesar
AFIP busca a 40.000 monotributistas que no pagaron aportes jubilatorios

Para ello haría falta también crear una institución monetaria supranacional, como es el caso del Banco Central Europeo. El resto de las entidades monetarias de cada país se desprenden luego de esa institución. Además habría que lograr una convergencia macro, también en términos tributarios, que será una materia difícil de implementar. “Sería un gran recurso para que cada país adopte las mejora prácticas del otro”, señalaron.

“Hasta ahora las conversaciones fueron con Brasil. Se trata de una decisión política casi tan grande como la conformación del Mercosur. Si uno piensa la magnitud de esta decisión política es muy potente y por supuesto tiene que pasar por los parlamentos, no es una política de un gobierno, sino de la Argentina, y van a tener que funcionar en conjunto las institucional de cada uno de los países. Es un proceso lento, pero que eventualmente, si hay un consenso político, se puede implementar”, explicaron en Hacienda.

Comentar
- Publicidad -