Una mujer denunció por abuso sexual a un médico tras asistir a atenderse un golpe

El hecho tuvo lugar en un hospital de General Pacheco. Tras escrachar al traumatólogo en cuestión en Facebook, la víctima aseguró que otras chicas contaron que también las manoseó.

Una mujer de 24 años denunció que un médico abusó sexualmente de ella durante un control en el Hospital Zonal Magdalena V. de Martínez de General Pacheco.

El hecho tuvo lugar el pasado 25 de mayo, cuando la víctima, identificada como Natalia L., acudió al mencionado centro asistencial de zona norte con lesiones en las costillas y una mano tras haberse caído de una bicicleta.

“Primero me atendió un traumatólogo y me hizo algunas placas. Por un cambio de guardia, se fue y me tuvo que atender Jonathan D’Alessandro, que me pidió el teléfono y me volvió a citar a los tres días. Al volver, este médico me hizo pasar a unos consultorios que están atrás. Me atendió normalmente y al finalizar la consulta le pregunté si me podía mirar las rodillas, porque también tengo problemas de meniscos”, comenzó a relatar la joven.

Allí la situación se empezó a poner tensa:”Me pidió que me sacara el pantalón porque como era chupín no me lo podía subir hasta arriba de la rodilla. Me dijo que el nervio ciático podía tener que ver con el dolor de rodillas y me ordenó darme vuelta. Ahí empezó a tocarme”, continuó.

Te puede interesar
Motochorros golpearon y le rompieron los dientes a una mujer en la parada del colectivo

“No me estaba masajeando como un médico, desde lejos. Primero me tocó los tendones de la ingle y después me metió los dedos en la vagina. No me hizo preguntas ni me justificó nada en absoluto. Lo hizo normalmente, como si fuera parte de la revisación”, agregó Natalia, quien en ese momento se paralizó.

Sobre cómo reaccionó, la joven expresó: “No pude decirle nada. Sólo cerré los ojos y pensé en qué decirle para salir de esa situación, pero no lo hice”.

El abuso terminó cuando entró una llamada al teléfono de D’Alessandro. La víctima, en shock, aprovechó para levantarse y decirle que tenía que irse. “Me tocó nuevamente, hice una expresión y se notó mi incomodidad. Me dijo que me relajara, pero me fui. Me saludó con un beso en la mejilla”, añadió la mujer de 24 años.

Además de radicar la denuncia en la Comisaría de la Mujer de Tigre al día siguiente, Natalia lo escrachó en Facebook. Según dijo, más mujeres se comunicaron con ella por esa vía para comentarle que les había ocurrido lo mismo durante otras consultas con el traumatólogo.

Comentar
- Publicidad -