Cómo mejorar la forma de trabajar en tu empresa: 5 tips para conseguirlo

En un entorno empresarial cada vez más competitivo resulta fundamental para las empresas emprender nuevas formas de trabajo para lograr ser más eficientes y productivos. Esto es algo que no se consigue de un día para otro pero sin duda existen trucos y metodologías que resultan muy útiles si se implementan de modo correcto. Las conocidas como metodologías ágiles se están implementando en la mayoría de empresas que están dando el salto tecnológico, así que puedes leer más sobre estas metodologías en este artículo donde puedes descubrir su origen y significado.

En cualquier caso, siguiendo con el hilo de estas metodologías ágiles, es posible implementar algunas de sus variantes en la empresa para lograr trabajar de forma más eficaz y eficiente. Lograr métodos de trabajo eficientes en los diferentes aspectos del día a día de la empresa puede ocasionar un giro radical en la misma. De entre todas estas metodologías las más interesantes son las que se muestran a continuación:

Reuniones de trabajo

Para mejorar el funcionamiento de las reuniones de trabajo es necesario adoptar medidas para mejorar el flujo de información y la colaboración entre los diferentes miembros de la empresa. El método Scrum es un método que, tal y como puedes comprobar en el siguiente artículo, sirve para que cada miembro del equipo de trabajo pueda conocer el resto de tareas. Si quieres lee más sobre el método Scrum en este post, donde se afirma que el resultado final es una última reunión en la que se resuelven los cambios para lograr cumplir de la mejor forma posible con las expectativas de los clientes.

Relación entre empleados y clientes

Conseguir una relación fluida y constante entre empleados y clientes permite conseguir resultados más satisfactorios para ambas partes. Por un lado los clientes logran transmitir en primera persona sus necesidades y, por otro lado, los empleados conocen de primera mano lo que tienen que hacer para lograr satisfacerlos. Esto es posible gracias a una metodología como el Extreme Programming XP, muy utilizada en empresas de nueva creación, en la que se impulsa el trabajo en equipo y la comunicación entre empleados y clientes para lograr los mejores resultados posibles.

Objetivo generales de la compañía

Una empresa debe tener claros sus objetivos y debe definir conceptos tan importantes como el método de venta a utilizar, el target de mercado al que aspira o el valor añadido que aporta con sus productos o servicios. Para poder llevarlos a cabo de la mejor forma posible es necesario una vinculación más estrecha entre socios de la empresa, que marcan los objetivos, y el equipo de trabajo. En este caso la metodología Agile Inception es la más recomendable, una metodología que está centrada en establecer reuniones breves de 5 minutos entre socios y trabajadores para transmitir de manera directa los objetivos generales de la compañía.

Organización del trabajo

La organización más o menos eficiente del trabajo puede ser determinante en términos de productividad, algo que repercute de manera directa en la rentabilidad de la empresa. La metodología Kanban es quizás la metodología de trabajo que resulta más interesante para mejorar la forma de trabajar en una empresa. En esta metodología, el responsable de un proyecto puede crear un cuadro con tres columnas diferentes, las tareas pendientes, las que están en proceso y las finalizadas. A este cuadro deben tener acceso todos los empleados de ese proyecto en concreto para evitar repetir el trabajo realizado por otros o para evitar omisiones de tareas importantes fruto de la descoordinación.

Diseño adecuado de productos

El lanzamiento de un nuevo producto o servicio puede ser determinante para el futuro de una empresa. Si la planificación y lanzamiento se realiza de manera errónea el coste puede ser desorbitado. Por ello es necesario utilizar metodologías como la Design Sprint, en la que el equipo de trabajo cuenta con 5 días para el diseño, el prototipado y la prueba en clientes del próximo producto o servicio que comercializará la empresa. Gracias a estos prototipos y ensayos en clientes se conocen errores, fallos o puntos de vista negativos sobre el producto que pueden evitarse en el producto final. Esto ayudaría que el lanzamiento sea mucho más exitoso y por tanto no haya errores que se hayan podido prever. Encuentra más info aquí:

 Fuente:  https://www.emprendepyme.net/ 

Comentar
- Publicidad -