Ni Una Menos: miles de mujeres se movilizaron por cuarto año consecutivo

El #3J fue la quinta marcha en contra de la violencia machista. La movilización fue del Congreso a la Casa Rosada, y convocó a miles de mujeres. El documento final del Ni Una Menos fue leído ante la multitud y resumió los reclamos del movimiento de mujeres.

Se pidió al Congreso que se apruebe la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Asimismo, exigió el “fin de los femicidios, travesticidios, transfemicidios, crímenes de odio” y la declaración de “la Emergencia en Violencia de Género“. Además, volvieron a reclamar por la “plena implementación de la Educación Sexual Integral (ESI)“.

Al camión escenario subieron unas 40 mujeres, en turnos de a 20 por vez. Entre todas leyeron un documento de cinco páginas. Cada una leyó un fragmento del documento, redactado en lenguaje inclusivo.

El texto, señaló en lenguaje inclusivo, que marcharon “para decir basta de violencia económica, sexista, racista y clasista contra las mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales, no binaries, gordes e intersex; de la clase trabajadora: ocupades, desocupades, precarizades, piqueteres y de la economía popular, visibilizando especialmente a las mujeres indígenas, originarias, afroargentinas y negras”.

Martha Rosenberg, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito dijo a Télam que con este tipo de movilizaciones “se logró sostener el tema del aborto en la agenda política”. Y agregó: “Se consolida una lucha de más de quince años”.

Te puede interesar
Juan Darthés volvió a la Argentina y se refugió en Rosario

Cuarto año, quinta marcha: Ni una menos

Una de las consignas centrales de la marcha, “Vivas, libres y desendeudadas nos queremos“. Según los organizadores, se concentraron unas 100.000 personas. Este año, la convocatoria pareció inferior a la de años anteriores. La multitud se instaló sobre la avenida, sin poner un pie sobre la plaza.

También, el presidente Mauricio Macri envió una carta a las autoridades de la Corte Suprema de Justicia, en la que manifestaron su preocupación por el número de femicidios.

La marcha #NiUnaMenos tuvo sus réplicas en todo el país: en Rosario, por ejemplo, los colectivos llevaron en forma gratuita a las mujeres a la movilización y en otras 50 ciudades las mujeres se manifestaron contra la violencia.

Comentar
- Publicidad -