“Solían prenderle velas a los santos” dijo el propietario de donde ocurrió el incendio

¿Cómo es posible que se desencadene una tragedia en una vivienda de 50 metros cuadrados de una conocida firma dispuesta en dos habitaciones, cocina, baño, antebaño, comedor y living pasadas las 11 de la mañana? A primera vista se pueden observar puertas y ventanas con rejas, incluyendo la puerta de acceso con doble refuerzo. Posiblemente por cuestiones de resguardar las seguridad y bienes de las personas y eso se deduce por el gran cerco perimetral del predio, construido de alambres, que supera los dos metros de altura y en su parte superior con alambres de púa. La casa quedó destruida tras convertirse en la trampa mortal para Roxana Otero y su hija adolescente.

Ya pasadas las 15 horas habían sacado los cuerpos que trasladaron a la morgue judicial y ni siquiera quedaban las fajas que suele dejar la Policía Científica después de los correspondientes peritajes. Se deduce un posible cortocircuito o alguna explosión, aunque una garrafa de grandes dimensiones en el patio daría cuentas de que no, aunque sí un caloventor que solían tener en el interior. Un patio con árboles de eucaliptus, un parral y dos tanques grandes de agua en una torre de unos 10 metros sumado a conexiones de agua dan cuenta de trabajos prolijos y meticulosos en el predio.

Te puede interesar
Madre e hija murieron en un incendio en Kilómetro 5

Testimonio del propietario

La curiosidad llevó a Crónica al lugar para procurar testimonios, y pese a que en un principio se mostró reacio, pudo dialogar con Carlos Espinosa, propietario del lugar, un exalumno de la ENET, técnico en varios oficios, quién refirió su relación con Marcos Darío Contreras y las víctimas Roxana y Marianela. “Ellos estaban en calidad de préstamo, aún no habíamos hecho contrato de alquiler”, comenzaba diciendo Carlos, que previamente había atendido a trabajadores de la SCPL que llegaron para interiorizarse de la puesta del medidor solicitada tiempo atrás y por la cual tenían una conexión directa al poste de luz.

“Él se puso en contacto conmigo a fines de diciembre del año pasado, vivían en la extensión del Máximo Abásolo y se querían ir. Se habrán venido en enero, más o menos, Contreras es operario de máquinas viales pero estaba desocupado y la señora cobraba una pensión por viudez y tenía la hija discapacitada, incluso ahora estaban esperando llevarla a Trelew para operarla para que caminara bien, la chica estaba yendo a una escuela especial y la llevaban siempre cerca del mediodía a esa escuela”.

“Yo descartaría cualquier falla en el sistema eléctrico…”

Cuenta José, que dice entender en la materia, que “no creo que haya sido electricidad, no se refleja en las chapas ni en el techo, aparte yo hice las instalaciones bajo todas las normas, tenía protección térmica el pilar de luz, tenía protección térmica el tablero general que tenía disyuntor, aparte había térmicas para el servicio de tomas de toda la casa, por eso yo descartaría cualquier falla en el sistema eléctrico” señalaba Espinosa, y ante la pregunta si el problema podría haber sido el gas, respondió que “gas tenían en garrafa, pero voladuras respecto al gas no había porque la instalación es segura ya que estaba hecha con los sistemas nuevos de SIGAS”.

Agrega José que dos veces le entraron a robar, por eso extremó medidas de seguridad y descarta también que la puerta de acceso estuviera cerrada. Los vecinos dicen no haber escuchado explosión previa al fuego que en contados minutos invadió toda la casa. Se le preguntó al propietario del predio si tenía idea de qué pudo haber pasado, respondiendo que “allá en la habitación donde al parecer se originó todo, solían tener imágenes de santos a los que solían prenderles velas, yo imagino que a lo mejor prendieron una vela, se estaban bañando ya que le nena tenía que ir después del mediodía a la escuela especial, digo que pudieron haber dejado prendida una vela, y que por ahí le estaba poniendo perfume a la nena y se mezcló con el fuego de la vela, no sé… en 5 días los peritos de Bomberos tienen que entregar el informe”.

Comentar
- Publicidad -