Sarmiento: en el campo los perros mataron a decenas de ovejas preñadas

A mediados de abril dos familias propietarias de pequeñas chacras y campos situados a la vera del Río Senguer se llevaron desagradables sorpresas: en uno de esos campos murieron más de 30 ovejas por ataques de perros. Ocurrió el viernes 19 de abril en el establecimiento “Don Carlos” propiedad de la abuela Angela Ronan Wrigth, de 85 años.

Al día siguiente otra decena de ovejas preñadas fue atacada por otra horda de canes en la propiedad de los hermanos Valera y junto a los animales muertos de la familia de Clemente Frutechnitch sumaban 55 animales en apenas dos días.

Ahora, en los últimos días de mayo, hubo otra masacre de ovejas preñadas en otro campo, la chacra “Los 3 hermanos” propiedad también de un septuagenario cuya hija Mónica Garcés los denunció públicamente.
Esta chacra se encuentra al costado de Obras Sanitarias de Sarmiento, camino al lago Muster, aunque en este caso hablan de dos perros negros que estuvieron desde las 5 de la mañana hasta cerca de las 8.

Los hechos descriptos han causado estragos en las economías de los pequeños productores que buscan resarcimientos económicos ya que en muchos casos, son su único sustento de vida, según afirmaron diversas fuentes consultadas por este medio.
Desgarradores testimonios

“Esta vez nos dejaron sin ovejas, la producción de mi padre es para consumo familiar. El apenas vive de su jubilación y alguna que otra changuita, nos arruinaron y nadie quiere hacerse cargo, y eso que estaban todas encerradas en un galpón” se lamentaba Mónica Garcés ante este medio.

Por otra parte, Fernanda Barrios, sobrina del propietario del establecimiento “·Don Carlos” que recibiera la visita de la manada de perros entre el 19 y 21 de abril, relató al periodista Juan Manuel Castro de una FM de Sarmiento que “en lo que va del año son más o menos 100, imaginá que en una semana fueron 30”.

Te puede interesar
“Es una satisfacción enorme saber que la gente puede votar en paz”, dijo uno de los delegados

Relata que “la dueña trabajó toda su vida por levantar su campo y en cuestión de horas ha perdido gran parte de su trabajo y agradezco la difusión y ojalá así las autoridades entiendan que la gente que vive de eso no solo pierde la carne, sino también la lana”.

Agregó finalmente que “es mi tía y da mucha bronca ver sus ojitos llenos de lágrimas contando las ovejas muertas”.

Superpoblación de canes sueltos en Sarmiento y sus alrededores

Ovinos que no parirán corderos y la desazón de los damnificados es algo realmente preocupante y piden a las autoridades Municipales como del Concejo Deliberante que tomen urgentes cartas en el asunto”. La impotencia es llegar y encontrarse con los animales así. ¿Quién te paga estos animales? ¿”Animalistas” dónde están? Y las ovejas preñadas que mataron?.

Después si matan un perro te hacen juicio. Y la gente que vive de esto, ¿cómo sigue?. Necesitamos respuestas” exclamaba otra damnificada.
Según trascendió, desde el Municipio suspendieron tiempo atrás las capturas de canes vagabundos y de calle, por pedido e influencia de un grupo proteccionista de los animales.

“No estoy de acuerdo con la eutanasia, pero sí en promover un curso de tenencia responsable, a las castraciones por parte de veterinarios donde asisten amas y amos responsables, pero urgente tenemos que juntarnos todos y buscarle una solución, de alguna manera hay que reducir la población canina a corto plazo, pero con una solución concreta que no tiene que ser la eutanasia, como promueven algunos” señalaban algunos de los damnificados que esperan respuestas de las autoridades de turno en Sarmiento.

Comentar
- Publicidad -