El Central emitió otros $15.200 millones y complica la meta monetaria de mayo

Luego de siete meses de estar en una posición holgada para cumplir la meta, mayo es el primer período en que la cantidad de dinero se encuentra levemente por encima del nivel máximo que se fijó de ARS 1,3 billones.

El Banco Central, que por primera vez en la gestión Sandleris, tiene un duro escenario para cumplir con la meta mensual de base monetaria.

En los siete meses anteriores, la máxima autoridad monetaria no tuvo ningún inconveniente en sobrecumplir los objetivos pautados al colocar la tasa en el nivel necesario para absorber todos los pesos que requería.

Pero luego del salto del dólar de abril, se vio forzado a ubicar la tasa por encima del 70%, nivel del cual no pudo bajar en todo mayo para no tener sobresaltos cambiarios y aun así no resulta suficiente incentivo para renovar los vencimientos diarios de las Letras de Liquidez (Leliq) a siete días.

En los últimos dos días, por ejemplo, generó un efecto expansivo de $32.400 millones que se elevan a $62.500 al considerar toda la semana. Así, en lo que va de mayo el promedio acumulado alcanza los $1.347.000 millones contra una meta de $1.343.000 y una punta de $1.376.000 millones.

Si bien todavía no están los resultados definitivos porque falta contemplar los pases de los últimos días, se calcula que para cumplir con la meta de mayo Sandleris deberá absorber unos $35.000 millones en sólo tres días hábiles, generando una fuerte presión sobre la tasa de interés.

Te puede interesar
Murió el economista Aldo Pignanelli a los 69 años

“El aumento en la demanda nominal transaccional de dinero frente a una inflación que viene arriba del 3% mensual complica el programa monetario. El Banco Central tiene que contraer millones de pesos en los tres días hábiles que quedan de mayo y eso le puede meter presión alcista a la tasa Leliq, aunque no tengamos presión en el tipo de cambio”, explicó Federico Furiase, de la consultora Eco Go.

Una nueva suba de tasa podría complicar todavía más a una economía que va para el quinto trimestre de recesión consecutiva y que el Gobierno deberá reactivar si pretende conservar su competitividad electoral.

Por lo pronto, esta tasa -junto a las ventas diarias de 60 millones de dólares y la posibilidad de libre intervención- permite un dólar planchado que este martes volvió a cotizar estable para cerrar a $44,69 en el segmento mayorista y $45,88 en el promedio minorista, unos 21 centavos por debajo del lunes.

 

Comentar
- Publicidad -