El doctor Oscar Romero seguirá en prisión

Otro duro revés judicial para el abogado que está preso imputado de intentar matar a un tapicero.

Trelew (Agencia) Otro revés judicial para el abogado que está preso imputado de haber intentado matar a tiros a un tapicero.

Ayer volvieron a rechazarles a sus defensores el pedido de que lo autorizaran a salir de la cárcel a trabajar.

Ahora están pensando en una nueva estrategia para llegar hasta una instancia superior e insistir con el requerimiento.

Los doctores Laura Fernández y Abdón Manyauik dicen que el abogado Oscar Romero tiene clientes que atender, que están detenidos en diferentes causas y que no puede hacerlo desde la prisión.

Argumentan que teniéndolo preso se le están violando a ellos –a los defendidos por Romero- sus garantías constitucionales.

Con ese argumento estaban esperanzados en que este martes los jueces José García e Ivana González revocaran el fallo del juez penal Gustavo Castro que mandó al letrado a la cárcel con prisión preventiva por seis meses, pero no  fue así.

Esto ocurre una semana después que la defensa de Oscar Romero sufriera otro duro revés al habérsele denegado todas las presentaciones que hicieron los letrados.

No solo a Romero le negaron la posibilidad de salir de la cárcel para continuar con esa tarea, sino que, además; en medio de una “extraña y rápida” acordada, el Superior Tribunal de Justicia lo destituyó de su cargo de magistrado y dispuso que sea reemplazado por otro letrado.

Te puede interesar
Motochorros entran a verdulería de Trelew que ya había sido asaltada unas 20 veces

El hecho

Romero está detenido por aquel violento hecho que protagonizó la noche del 16 de abril cuando llegó a una tapicería de la avenida Hipólito Yrigoyen al 1.000 –al sur del radio céntrico de Trelew- y en medio de un episodio que aún no está clarificado baleó al dueño del lugar con una pistola 11.25 que tenía colocada un silenciador fabricado artesanalmente.

El tapicero, un hombre de unos 60 años, llamado Horacio Pávez recibió un balazo que le ingresó por la espalda y salió por la zona torácica, del lado derecho del cuerpo. Con tanta suerte para él que el proyectil no dañó ningún órgano vital.

De hecho, Pávez estuvo internado cuatro días y se fue a su casa, en tanto que Romero permaneció casi un mes en el sanatorio donde lo atendieron, de una herida en la cara que le hizo el tapicero con un destornillador.

Comentar
- Publicidad -