Murieron 57 presos por asfixias y perforaciones con cepillos de dientes en Brasil

Las autoridades encontraron 42 presos muertos en cuatro cárceles de Manaos, capital del estado de Amazonas, en el noreste del país. El coronel Marcus Vinícius, secretario de Administración Penitenciaria, reveló que los fallecimientos en el Centro de Detención Provisional Masculina (CDPM 1), el Complejo Penitenciario Anísio Jobim (Compaj), en la Unidad Prisionera del Puraquequara y en el Centro Penitenciario (CIP), fueron consecuencia de asfixias y perforaciones con cepillos de dientes.

“No hubo rebelión, sino una pelea entre los internos”, aseguró el oficial. Los asesinatos fueron presenciados por familiares.  El pasado domingo habían perdido la vida otros 15 presos en el Compaj por un episodio similar, lo que totaliza 57 cadáveres. En ninguno de los casos se reportaron fugas o tomas de rehenes. “Tenemos un sistema de cámaras internas así que vamos a identificar a todos los que participaron en estos hechos”, añadió Vinícius.

Se trata del primer desastre carcelario que enfrenta el Gobierno. El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública que conduce el ex juez Sergio Moro anunció la intervención de los centros por pedido del gobernador estadual Wilson Lima (PSC). Compaj está asociado al espanto desde 2017 cuando murieron 56 internos por una disputa entre grupos rivales.

Las primeras especulaciones sobre lo ocurrido en las últimas horas vuelven a relacionar a las facciones criminales que intentan dominar la vida dentro de las cárceles. A lo largo de aquel 2017, las masacres y enfrentamientos en las cárceles de todo Brasil terminaron con 126 decesos.

Te puede interesar
El Papa envió una carta a Lula da Silva: "La verdad vencerá la mentira"

 

Comentar
- Publicidad -