Femicidio en Palazzo: la madre pide reabrir la causa por la muerte de su hija policía

Manuela del Carmen Castro

Andrea Isabel Gómez (32) fue hallada en su casa sin vida por su madre Manuela del Carmen Castro el 23 de febrero de 2015 en el barrio Próspero Palazzo. Tenía un disparo en la sien derecha de un arma calibre 9 milímetros perteneciente a su marido J.C.A. (36), también suboficial de la fuerza que en ese entonces prestaba servicios en la Seccional Cuarta.

La causa se caratuló “Presunto suicidio”, y se procedió al secuestro del arma para extraer muestras de ADN, levantamiento de huellas dactilares y rastros hemáticos.
Al día del hecho, Andrea Isabel Gómez y J.C.A. tenían dos hijas de 8 y 2 años. Una de las versiones además del suicidio, fue que la nena de 8 años había sido testigo directo del suceso.

“A mi hija la mató quien era su marido entonces”

Manuela del Carmen afirma que su hija Andrea fue asesinada y quiere que reabran la causa.
Castro fue a la Fiscalía para solicitar que se reabra la causa, cuenta con el testimonio de su nieta, la niña que tenía 8 años en el 2015 y ahora tiene 12 y vive con sus abuelos maternos al igual que su hermana que al momento de la muerte de la madre tenía 2 y ahora 6 años.

“El marido de mi hija que también es policía dijo que mi hija se había suicidado, pero al año y medio del fallecimiento de mi hija, viene un familiar de él y me dice que mi hija no se había matado, me dijo que la mató el marido”.

“Eso siempre se me cruzó por la cabeza pero no había pruebas, pero yo encontré a mi hija muerta y cuando le vi las manos, las tenía limpias, no tenía sangre por ningún lado. La pistola sí tenía sangre ¿cómo se explica eso?” .

Te puede interesar
Cada vez más cerca del grito sagrado

“Primero me trajo a la nena que tiene 12 años ya que se había juntado con otra mujer y había problemas, después me trajo a la otra nena, pero resulta que cuando viene mi nieta que ahora tiene 12 años, la misma que dicen que había visto lo que hizo su mamá, me cuenta que la habían inducido a decir qué había visto, pero ella no vio nada de nada. En su momento la hicieron hablar con una psicóloga y quedó como testimonio, pero pasaron más de 4 años y mi nieta dice que la obligaron a decir algo que no había visto. Por eso me fui a la Fiscalía y me atendió la doctora Blanco y me dijo que si quería que reabran la causa tengo que poner abogado. Yo quiero que se investigue a fondo y que se haga justicia” manifestó Castro.

El suboficial J.C.A. sigue cumpliendo funciones en una dependencia policial de zona norte. Diario Crónica se reserva su identidad ya que no fue imputado de nada. Según dijo la madre de la víctima, “nos vigila, pasa seguido con su auto cerca de nuestra casa. Mi marido igual es policía, pero este hombre que también estuvo en el GEOP (Grupo Especial de Operaciones Policiales) es muy vivo y peligroso, y quiero que lo investiguen a fondo” concluyó.

 

Comentar
- Publicidad -