Airbnb se desligó de responsabilidad por muertes de turistas brasileños en Chile

La aplicación de hospedajes Airbnb entró en la polémica luego que este miércoles seis turistas brasileños murieran en un departamento del barrio Bellas Artes en Santiago, aparentemente por una intoxicación con monóxido de carbono.

Seis turistas brasileños murieron en un departamento del barrio Bellas Artes de Santiago, aparentemente intoxicados con monóxido de carbono.

Según confirmó la misma compañía en un comunicado, se trataba de una propiedad gestionada a través de dicho sistema que funciona como un “Uber hotelero”: cualquier persona puede ofrecer alojamiento sin tener la obligación de ser un hotel.

Airbnb expresó que “lamentamos profundamente esta tragedia. Estamos siguiendo de cerca la situación y trabajando con urgencia para brindar apoyo a las familias de los huéspedes durante este momento tan difícil. La seguridad de huéspedes y anfitriones es nuestra prioridad”.

Sobre la seguridad que pueden tener sus huéspedes, la empresa indicó que “nuestra comunidad es nuestra prioridad” y se aseguró que los incidentes registrados en sus alejamientos son escasos.

“La seguridad de nuestra comunidad es nuestra prioridad. Se han registrado más de 500 millones de llegadas de viajeros a espacios en Airbnb y los incidentes negativos son extremadamente raros. Incluso así trabajamos constantemente para mejorar la plataforma, nuestras políticas y nuestras medidas de protección porque incluso un accidente es demasiado”, argumentaron.

En el comunicado, sin embargo, no existe un reconocimiento de responsabilidad por lo ocurrido, otorgándole dicho rol a quienes ofrecen los hospedajes. La aplicación aseguró que como sistema entregan detectores de humo y monóxido de carbono de forma gratuita a los anfitriones y que son ellos los que deben cumplir con las leyes locales.

“Si un huésped reserva un espacio donde el anfitrión aún no reportó tener detectores de humo o monóxido de carbono, la plataforma Airbnb indicará esto al huésped para que estén al tanto y puedan tomar las precauciones necesarias“, se agregó.

Te puede interesar
El transporte público de Chile se normaliza en un clima que sigue muy tenso

El caso

La situación quedó al descubierto pasadas las 17:00 del miércoles, cuando el cónsul de Brasil, Ezequiel Chamorro, llegó hasta Santo Domingo con Mosqueto tras haber recibido una alerta por parte de un familiar de las víctimas.

La autoridad diplomática dijo que dicha persona se comunicó al número de urgencias del consulado para informar queuna sobrina le envió un mensaje de voz avisándole que presentaba un problema de salud.

“Alrededor de las 3 de la tarde se contactó a nuestro teléfono de emergencia consular un familiar de allá. Nos dijo que su sobrina le envió un mensaje, que estaba con problemas serios de salud. Pidió ayuda”, indicó.

Por ello, se dirigió al lugar y, al estar todo cerrado, debió llamar un cerrajero para poder ingresar al departamento 63 del edificio. Allí descubrió los cuerpos de los fallecidos, dos matrimonios y dos adolescentes hijos de uno de ellos, quienes habían ingresado a Chile el pasado 19 de mayo como turistas.

Al departamento también llegó un pastor adventista, quien fue alertado por una tía de una de las víctimas gracias a una aplicación para contactarse entre iglesias de dicha denominación.

“Yo pensé que quizás algo que habían comido les había caído mal y que se habían intoxicado. En algún minuto también pensé que se podía tratar de alguien que me quería estafar o algo así”, dijo Edinson Jaque.

Al llegar al lugar, se encontró con el cónsul que ya había encontrado los cuerpos de sus compatriotas.

Medios brasileños como UOL y Extra de Globo informaron que Airbnb anunció que correrá con los traslados de los familiares de las víctimas, además de pagar la repatriación de los cuerpos.

Comentar
- Publicidad -