Caso Odebrecht: el testaferro de Jaime dijo que mintió presionado por sus abogados

El testaferro de Ricardo Jaime se arrepintió de ser arrepentido y con ello, benefició a Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. Se trata de Manuel Vázquez, que era el único arrepentido del caso Odebrecht en la Argentina.

Actualmente Vásquez tiene prisión domiciliaria y declaró ante el juez por video conferencia por haber sido intervenido quirúrgicamente en días pasados. El acusado afirmó que su declaración de febrero “no fue voluntaria”.

El único arrepentido del caso Odebrecht en la Argentina se arrepintió de arrepentirse. Se trata de Manuel Vázquez, que está acusado de ser el testaferro del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.

Vásquez también está acusado de operar y ser intermediario del pago de presuntos sobornos por el soterramiento del ferrocarril Sarmiento y ya había en febrero ante la justicia en calidad de arrepentido, sin embargo el martes 21/05 se desdijo ante el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi.

Vázquez, que actualmente tiene prisión domiciliaria, declaró por videoconferencia frente al juez Martínez De Giorgi, informaron fuentes judiciales. No se presentó personalmente porque se encuentra recuperándose de una cirugía del corazón.

El arrepentimiento sobre el arrepentimiento de Vázquez benefició así a al primo del presidente Mauricio Macri, Angelo Calcaterra, al que había acusado de pagar sobornos por u$s20 millones para quedarse con el contrato de u$s1500 millones para soterrar el tren Sarmiento.

Te puede interesar
Macri eligió a Pichetto como su candidato a vice: se reformula el nombre Cambiemos

En febrero , el ex asesor de Jaime había sostenido ante el fiscal que Calcaterra habría sido el encargado de negociar los supuestos pagos ilegales con el entonces secretario de Transporte por la obra del soterramiento. Habló de reuniones que habría presenciado y negociaciones de supuestos pagos ilegales para obtener la licitación.

Sin embargo, Vázquez se echó para atrás en una de las causas más sensibles para el Gobierno y el kirchnerismo. Durante una hora, sostuvo que mintió cuando declaró ante el fiscal y dijo  que lo hizo “presionado por sus abogados” de entonces y alegó que en ese momento sus declaraciones “no fueron voluntarias”.

“Vázquez había declarado en un estado de indefensión debido a que su entonces abogada representaba al mismo tiempo a su ex socio, también acusado, y que eso implicaba un conflicto de intereses”, dijo su nuevo abogado.

En febrero, aquellos dichos que comprometían a Calcaterra fueron registrados en un video por orden del fiscal Picardi, quien además interrogó a Vázquez para saber si estaba declarando presionado o en contra de su voluntad. Entonces, negó cualquier inducción a su testimonio como imputado colaborador.

Por su parte, desde el entorno de sus ex abogados negaron las nuevas acusaciones de Vázquez y sostuvieron que nunca lo presionaron para que se arrepintiera o para perjudicarlo.

Comentar
- Publicidad -