Un perro inválido rescató a un bebé enterrado vivo por su madre adolescente

La joven, que justificó su decisión por miedo a las represalias de su padre, es acusada de un delito de intento de asesinato.

Un perro discapacitado de nombre Ping Pong se convertió en un auténtico héroe en Ban Nong Kham, una aldea en el noroeste de Tailandia, gracias al olfato y un instinto que  logró salvar la vida de un bebé que había sido enterrado vivo por su madre, una adolescente de 15 años, que poco después confesó haberlo sepultado bajo tierra.

Los agricultores del poblado tailandés, localizado en el noroeste de Bangkok, se dieron cuenta de que Ping Pong olfateaba y hacía un agujero en un terreno próximo adonde se encontraban y de repente observaron las extremidades del bebé, según afirmó Usa Nisaika, el dueño del animal. Los trabajadores lo recogieron y lo trasladaron al hospital, donde fue limpiado y declarado sano.

La madre, una menor cuya identidad no trascendió, confesó poco después haber enterrado al bebé y fue acusada de un delito de intento de asesinato. La joven justificó su decisión diciendo que tenía miedo de las represalias de su padre si se enteraba de su embarazo. Ahora, cuando su hijo ya está a salvo, la propia familia aseguró que cuidará del pequeño.

El dueño de Ping Pong, Usa Nisaikha, señaló que el animal solo puede mover tres de sus cuatro patas tras haber sufrido un atropello por un coche.

Te puede interesar
Detuvieron a mujer que llevaba droga en el pañal de su bebé a la cancha

“Me quedé con él porque es muy leal y obediente. Siempre me ayuda cuando voy al campo a atender mi ganado. La aldea entera lo quiere. Es increíble”.

Comentar
- Publicidad -