Cacerolazos en repudio a la postergación del juicio de Cristina Kirchner

En los barrios de Belgrano, Cañitas, Recoleta,Palermo y Boedo, entre otros, se hicieron escuchar los vecinos en repudio de la decisión que tomaron los miembros de la Corte Suprema de retrasar el primer juicio a Cristina Kirchner por presuntas irregularidades en la concesión de obra pública en Santa Cruz.

Si bien el Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, pidió que el proceso se lleve a cabo el martes, desde las redes sociales se originó una convocatoria espontánea en repudio de la decisión que tomaron los magistrados.

A través de las diversas plataformas digitales se viralizaron varias imágenes que hacen alusión a la convocatoria que expresa “no al pacto de impunidad”.

En los barrios de Belgrano, Cañitas, Recoleta,Palermo y Boedo, entre otros, se hicieron escuchar los vecinos en repudio de la decisión que tomaron los miembros de la Corte Suprema.

Algunos vecinos de la Ciudad optaron por reunirse en las inmediaciones del departamento de la ex presidenta en Juncal y Uruguay.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, el posible retraso del juicio a Cristina tiene un “gran condimento político”. “Es un fallo muy inusual. Tiene un condimento político muy grande. Es una decisión de la Corte muy escueta. Lo que preocupa es que esto impide la realización de un juicio oral. Nuestra Justicia siempre ha tenido una tendencia a no hacer los juicios orales. Ese es uno de los grandes déficits”, dijo el funcionario.

Te puede interesar
Cristina Kirchner participó del encuentro político del Partido Justicialista

Es preciso recordar que la exmandataria es acusada de direccionar la obra pública de la provincia para beneficiar a empresarios K como Lázaro Báez.  El juicio debía comenzar en febrero, aunque se pospuso por la operación y posterior muerte de uno de los jueces, Jorge Tassara. El magistrado integraba desde los 90 el Tribunal Oral Federal 2 junto a Jorge Gorini yRodrigo Giménez Uriburu. Juntos, iban a juzgar a Cristina Kirchner y otros acusados por la obra pública concedida a Lázaro Báez en Santa Cruz.

Comentar
- Publicidad -