Macri anuló la elección de los diputados del Parlasur

Decidió que no se vote por esos cargos porque son un “gasto innecesario”. La medida la había aprobado Cristina.

Gobernaban Cristina Kirchner, Dilma Rousseff, Tabaré Vázquez, Nicolás Maduro y Horacio Cartes, y en cada país del Mercosur se eligió por el voto directo de su población a sus representantes en el parlamento de ese bloque regional, llamado Parlasur, órgano creado en 2005.

Los nuevos jefes de Estado sudamericanos, liderada por Mauricio Macri y Jair Bolsonaro, los gobiernos acordaron el mes pasado suspender la elección de estos diputados internacionales. Este viernes, en el Boletín Oficial, la medida quedó confirmada en la Argentina.

El funcionamiento del Parlasur y la elección de sus miembros generaron polémica en 2015 por la suba del gasto que significarían la elección de 43 diputados (los que tiene la Argentina hoy) y el pago de las dietas y viáticos, además de los debates generados en torno a si se debería permitir que los diputados regionales gozaran de los fueros, convirtiendo al organismo en una vía de escape y cobijo para algunos dirigentes. En 2015, consiguieron un escaño en el Parlasur la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, y el ex secretario de Obras Públicas José López, ambos detenidos.

Con sede en Montevideo, el Parlasur sesiona, en promedio, ocho veces al año. Cada sesión dura un día y el resto del año la actividad es nula. Incluso si el cuerpo sesionara la misma cantidad de veces que un parlamento nacional, el órgano no puede aprobar medidas vinculantes ni dar de baja decisiones de los Estados. Su productividad no fue, hasta ahora, más que simbólica.

Te puede interesar
Mauricio Macri, tras el fallo de la Corte Suprema: “Queremos que no haya impunidad”

La decisión de los gobiernos también busca tener repercusión, aunque de una manera sensible, en los presupuestos. La Cancillería argentina detalló que varios de los diputados del Parlasur elegidos en 2015 encabezan procesos judiciales contra el Estado para que se les otorgue un salario equivalente a los que tienen los diputados nacionales (alrededor de $170.000 mensuales). “Si estos reclamos prosperaran, la Argentina debería afrontar gastos por más de tres millones de dólares al año. Si se incluyen los reclamos retroactivos, la cifra superaría los US$13 millones”, indicó el ministerio.

El Parlasur es hoy el órgano más caro del bloque. Su gasto asciende a US$2,7 millones anuales.

Este año se votarán, como siempre, tres categorías nacionales: presidente y vice, diputados y senadores (sólo las 8 provincias que deben renovar sus bancas), pero no más los diputados del Parlasur.

En marzo, Macri había pedido derogar la elección de estos legisladores por entender que se trata de un “gasto innecesario” y que la función puede ser ejercida por legisladores nacionales de cada país.

En 2015, la ley 27.120, sancionada a instancias de Cristina Kirchner, habilitó la elección por primera vez en la historia de los 43 diputados argentinos en el Parlasur, 19 por distrito nacional y los restantes 24 correspondientes a cada una de las provincias.

Comentar
- Publicidad -