Una nena es sospechosa del tiroteo en la escuela de Colorado

Uno de los dos sospechosos del tiroteo que dejó un muerto y ocho heridos en una escuela de los suburbios de Denver, Colorado, es una menor de edad, informó la Policía.

El comisario del condado de Douglas había informado inicialmente que había arrestado a dos jóvenes matriculados en la escuela STEM de la ciudad de Highlands Ranch. Uno de ellos tenía 18 años y el otro era menor de edad.

El comisario Tony Spurlock precisó en una conferencia de prensa por la mañana que en realidad el menor de edad era una niña y que su equipo la había confundido con un chico por su “apariencia”.
También indicó que tres de los ocho estudiantes con heridas de bala todavía estaban en cuidados intensivos en hospitales de la zona.

Las autoridades revelaron el miércoles la identidad de la víctima. Se trata de Kendrick Ray Castillo, un estudiante de 18 años que iba a graduarse en tres días, al finalizar el año escolar, según detallaron las autoridades.

El comisario Spurlock entregó a los periodistas algunos detalles sobre el arresto de los dos sospechosos, uno de los cuales fue neutralizado por el “oficial de seguridad armado” de la escuela antes de que la policía llegara “en dos minutos” a la escena.
“No intercambiamos disparos con ellos”, señaló.

Te puede interesar
Quiénes eran los cuatro jóvenes que murieron en San Miguel del Monte

También detalló que se incautaron dos armas de fuego y que la investigación continuaba en colaboración con la agencia federal FBI. En procura de hallar el motivo del ataque, se están analizando las redes sociales, los teléfonos y las computadoras de los sospechosos.
El principal sospechoso debe ser llevado al tribunal por la tarde para su audiencia de acusación.

El gobernador demócrata de Colorado, Jared Polis, denunció durante la misma rueda de prensa que se trató de “un acto de violencia gratuita que Estados Unidos ve con demasiada frecuencia”.

Los tiroteos con mujeres como autoras son un hecho raro en Estados Unidos, donde la gran mayoría de la violencia ejecutada con armas de fuego tiene como protagonistas a hombres.
De acuerdo con un estudio del FBI que examinó 160 incidentes que involucraron a uno o más atacantes en lugares públicos entre el 2000 y el 2013, solo seis de las personas que abrieron fuego eran mujeres, lo que corresponde al 3,8%.

Comentar
- Publicidad -