Modernas camillas de bioseguridad para pacientes con Hantavirus

El director provincial de Emergencias Médicas y Derivaciones Sanitarias, Claudio Mazza, destacó “la decisión del ministro de Salud, Adrián Pizzi y el gobernador Mariano Arcioni, de adquirir estas herramientas para hacer traslados más seguros y evitar consecuencias en el personal sanitario”.

El Gobierno del Chubut, a través del Ministerio de Salud, adquirió 3 modernas camillas de bioseguridad, valuadas en alrededor de 300.000 pesos cada una, que permitirán reforzar la estructura con que cuenta el sistema sanitario provincial para abordar la problemática del Hantavirus, luego de la inédita contingencia epidemiológica, relacionada con el brote de la enfermedad en la localidad de Epuyén, a la que se hizo frente y se controló este verano.

Las camillas fueron presentadas este martes en Rawson, en la sede central de la cartera sanitaria, donde estuvieron presentes el ministro de Salud, Adrián Pizzi, subsecretarios, y directores de Áreas Programáticas de Salud y Hospitales cabecera, entre otros.

Traslados seguros 

En diálogo con la prensa, el director provincial de Emergencias Médicas y Derivaciones Sanitarias, Claudio Mazza, señaló que “el Ministerio de Salud adquirió 3 camillas de bioseguridad, de presión negativa, para el traslado de pacientes con enfermedades infectocontagiosas, después de la contingencia epidemiológica que tuvimos el verano pasado en la zona cordillerana, con el brote de hantavirus”.

“Las camillas son para reducir las posibilidades de contagio del personal sanitario, cuando se traslada un paciente”, indicó Mazza, precisando que “una de las camillas va a quedar en el avión sanitario, para el caso de que haya que trasladar un paciente de la cordillera a la costa, y las otras dos se van a mandar al Área Programática Esquel, para hacer traslados al Hospital Zonal de Esquel, que es el centro de referencia para el tratamiento de las personas que sufren el hantavirus”.

Te puede interesar
"Cumplearte", cuando el evento se transforma en un espacio de arte

Asimismo, el funcionario provincial destacó “la decisión del ministro de Salud, Adrián Pizzi, y el gobernador Mariano Arcioni, de adquirir estas herramientas para hacer traslados más seguros y evitar consecuencias en el personal sanitario”.

Aislamiento 

Por otro lado, Mazza explicó que “las camillas son de origen checoslovaco y la empresa importadora nos dijo que es la primera venta que realizan en Argentina. Por lo general estas camillas son utilizadas en el plano bélico, para la guerra bacteriológica, y después de lo que paso con el ébola en África comenzaron a ser utilizadas en el plano civil, para el traslado de pacientes”.

En estas camillas “el paciente va totalmente aislado y con presión negativa, eso quiere decir que nada de adentro de esa cápsula sale hacia fuera, solamente sale el aire por un filtro, que filtra el 99,5% del aire y retiene el virus para no contaminar el ambiente”, sostuvo.

A su vez, “la presión positiva es otro método con el cual se pueden usar, que permite evitar que la persona trasladada se contamine, principalmente en el caso de los quemados graves o las personas inmunodeprimidas muy graves, en las cuales un traslado puede hacer que se contaminen con una bacteria o un virus, que puede ser contraproducente para ellos”, agregó.

Comentar
- Publicidad -