Universitario paró el avance de Nueva Generación

Ayer en la categoría “C” Universitario detuvo al puntero Nueva Generación, en un partido que estuvo muy cerca de ganarlo, pero Alejandro Tula le puso su sello a un empate vibrante y de trámite caliente por momentos. El 2 a 2 fue emotivo luego que Universitario entrara ganando y parecía que se quedaba con todo. A los 6’ del inicio, el árbitro tuvo que detener el partido, obligando a Universitario cambiar su camiseta, porque en el andar se confundían los jugadores por colores similares. Y luego no se sabe si fue exceso de confianza o descuido, pero cuando el partido estaba más para la Nueva en el ataque, le llegó una pelota a media altura a Elías Méndez, que desde fuera del área clavó un golazo a los 9’ dejando a Universitario con ventaja positiva en el marcador.

Nueva Generación comenzó a perder la pelota en el medio campo y en el fondo también hacia agua, tras los gritos desesperados de su técnico Mariano Tula por ordenarlos. Para esto, a los 17’ una corrida por el sector derecho del ataque, dejó a Maximiliano Guevara con un remate abierto, y la pelota entró fugaz cerca del palo izquierdo de Exequiel Legue.
Universitario comenzaba a mostrar su juego, mientras en la Nueva, el único que intentaba algo diferente era Alejandro Tula, pegándolo fuera del área intentando sorprender al bien ubicado bajo los palos Brian Barría, que respondía con claridad.

En una jugada, cuando faltaban 12’ para terminar el primer tiempo, Tovagliani se la pasa a Leonel Tula en el ataque, y este tira el centro, en movimiento de izquierda a derecha a unos 25 metros del arco, y Alejandro Tula le pega un zapatazo colocando la pelota cerca del ángulo derecho. Se achicaba el marcador y todos se iban al descanso con cierta alegría.

En el complemento la premisa era no perder en el medio campo, sin lugar a dudas y ajustar las marcas donde también seguían perdiendo ante el poderío de Universitario.
Y llegó un penal que no fue penal..! Primero cobrado por el árbitro Ramón Britez, que supuestamente se lo cometían a Gonzalo Galaz. La falta había ocurrido claramente fuera del área, pero todo se acomodó gracias a la intervención de los dos líneas, quienes coincidieron que la acción era tiro libre, obviamente aceptado por el árbitro.

Te puede interesar
David Rodríguez, el ganador de Crónica, buscará clasificar a los Juegos Olímpicos en la Maratón de Rotterdam

La Nueva respiraba más aliviado, pero para esto se habían acordado de todo el linaje de Britez y de sus parientes más cercanos. El partido se ponía caliente y se daban expulsiones de cada equipo, sumado a una fea lesión de Adrián Funes a los 65’, quien debió salir en camilla, tal vez por una distención de ligamentos.

Maximiliano Guevara se quería comer un mojón, porque tenía en sus manos para liquidar el partido, prácticamente en un mano a mano con el arquero Legue, y la tiraba afuera cerca de un palo.

La Nueva le ponía corazón y garra, en un partido de fricción y bien raspado. La protestaban todo al árbitro, que estaba por momentos era demasiado contemplativo, hasta que también lo mandó a descansar al vestuario al DT Mariano Tula.

Todos sabían que era la última jugada de peligro, un tiro libre para La Nueva. Los más fanáticos miraban al cielo y se acordaban de hasta el gauchito gil. Universitario conformó la barrera de cuatro hombres, Alejandro Tula también se puso en la barrera. Y levantó la mano como avisando al cuerpo arbitral su posición.

Leonel Tula tomó carrera y buscó el ángulo derecho del arquero Brian Barría, que tuvo que hacer un esfuerzo para sacar la pelota. La redonda cayó cerca de Tula, tal vez buscando a quién mejor la trató el partido; Alejandro, dio un paso para adelante y giró, de zurda a media altura metió una verdadera obra de arte y el empate para Nueva Generación.
Universitario no lo podía creer, casi un minuto después finalizaba el partido. Las protestas de adelantamiento de Tula nada tenía que ver “con la joyita” y la viveza de un delantero goleador de pura cepa.

Comentar
- Publicidad -