Balza admitió que el hundimiento del General Belgrano no fue “un crimen de guerra”

La Armada Argentina, en el aniversario del ataque británico al crucero ARA General Belgrano, habló de “hundimiento” del buque atacado por parte del submarino nuclear HMS Conqueror.

“Hace 37 años el crucero ARA General Belgrano se hundió en uno de los mares más hostiles, durante la guerra de Malvinas, Hoy rendimos homenaje a los 770 tripulantes que volvieron, a quienes quedaron en las frías aguas del Sur y al buque que continúa navegando en nuestra memoria”, decía el mensaje junto a un video de la embarcación que desató repudios y críticas en las redes.

Martín Balza, jefe del Ejército Argentino durante la década menemista, explicó que lo sucedido en ese entonces fue “un hecho de guerra, aunque algunos lo hayan calificado como crimen de guerra”.

El general retirado hizo alusión al vicealmirante británico Tim McClement, quien aseguró que durante la Guerra de las Malvinas de 1992 hubo cuatro submarinos nucleares del Reino Unido.

La primera ministra británica Margaret Thatcher (1979-1990) “no podía desconocer la ubicación del submarino Conqueror y hacia dónde se dirigía, porque en ese momento la flota de mar argentina, los barcos de superficie, ni siquiera le disputaban la supremacía marítima al adversario”, reflexionó el exjefe del Ejército.

A partir del hundimiento del General Belgrano, “las negociaciones que todavía estaban en marcha se cancelaron, y se agudizó lo que yo creo que la señora Thatcher deseaba: tenía una alicaída gestión y esta guerra la potenció en su accionar político”.

En cualquier caso, el Estado argentino nunca reclamó ante la comunidad internacional que el bombardeo del Belgrano fuera un crimen de guerra.

“Crimen de guerra es considerado aquello que se aparta de los usos y hechos de la guerra, como cuando en la II Guerra Mundial, submarinos alemanes atacaron buques mercantes argentinos que no estaban participando en las operaciones”, ejemplificó.

Familiares de soldados argentinos que murieron en el ataque al General Belgrano denunciaron a Thatcher ante el Tribunal Internacional de Derechos Humanos de Estrasburgo en 2000, pero los jueces desestimaron el caso.

“La actitud de los familiares es comprensible, han perdido seres queridos, pero otra cosa es la posición de los distintos gobiernos, y desde el regreso de la democracia en 1983, ninguno ha ido a ningún tribunal internacional por este caso”, recordó Balza.

Tras reiterar sus respetos por “todos los combatientes británicos y argentinos” que participaron en el conflicto, Balza aseguró que “la guerra no solucionó nada”.

“Argentina seguirá reclamando en los foros internacionales algo que es incuestionablemente argentino, y nunca más va a recurrir a la violencia”, finalizó en declarcaiones a Sputnik News.

Comentar
- Publicidad -