Pedraza dejó la Alcaidía: “El peso de un detenido supera la credibilidad policial”

La decisión de la jueza penal de garantías Gladys Olavarría de darle curso al recurso de Habeas Corpus presentado por 180 internos de la Alcaidía Policial de esta ciudad de que el Grupo de Infantería dependiente de la Unidad Regional cese sus funciones en las requisas implementadas tanto para los pabellones como para los familiares en sus días de visitas, causó polémicas entre las filas policiales y críticas en la comunidad que así lo hicieron saber en diferentes redes sociales en las últimas horas.

En menos de un mes hubo tres Jefes y actualmente el ex Patronatos de presos y liberados que aloja 191 personas privadas de su libertad (está al tope) se encuentra bajo el mando de quien venía desempeñando tareas como segundo Jefe, el subcomisario Diego Rumbling.

Hasta los primeros días de abril se encontraba al frente el comisario Fabián Millatruz, a quien pasaron a “disponibilidad simple” luego de una requisa en el pabellón de mujeres donde secuestraron numerosos teléfonos celulares y otros elementos prohibidos en dicho pabellón. Lo sucedió el comisario Lucas Cocha que estuvo escasos días y soportó también un par de problemas como una pelea entre dos internos, uno de los cuales terminó hospitalizado, y se abortó la posible tentativa de fuga de otros tres internos.

Vecinos de zona norte como los barrios Próspero Palazzo, Ciudadela y los Kilómetros en una reunión con el ministro de Gobierno Federico Massoni y el Jefe de la policía del Chubut Miguel Gómez, reclamaron por Cocha reconociendo su buen trabajo en menos de un mes que llevaba al frente en zona norte, entonces resolvieron que la Jefatura de la Alcaidía la ocupara el comisario Martín Pedraza, quien se encontraba preparando gente y recurso para el Centro de Control de monitoreo. Desde la Jefatura de Policía se comprometieron con el comisario Pedraza a brindarle los recursos que hacían falta, entre ellos la colaboración de personal policial de otras dependencias que los días de visitas no alteren la labor cotidiana de los 8 celadores por guardia que cuenta la Alcaidía. Y desde entonces la requisa fue encargada al Grupo de Infantería.

Te puede interesar
Otro baleado en Zona de Quintas

“No me han dejado hablar y sí a los internos que dijeron algunas mentiras” dice el comisario Pedraza

Una vez que dejó la Alcaidía disconforme con el fallo judicial, el comisario Martín Pedraza se puso a disposición de la Jefatura de la Unidad Regional y en diálogo con este medio, dijo, entre otras cosas solo refirió que “es para dar transparencia a la investigación solicitada por la jueza de Ejecución a cargo de la audiencia y para no entorpecer el procedimiento que se deba hacer”.

Ante la consulta de este medio respecto a la audiencia celebrada en el edificio del barrio Roca fue tajante “No me dejaron hablar ya que había varios puntos mentirosos por parte de los internos como las agresiones físicas inexistentes, yo mismo ordené que sean examinados unos 60 que habían entrado en huelga de hambre” y además aclara que tampoco se le dejó explicar ni aclarar que la lista de elementos permitidos y horarios de visitas eran los mismos que había dejado oportunamente el comisario Fabián Millatruz antes de ser relevado. Finalmente, Pedraza lamenta los acontecimientos que determinaron su alejamiento de la Alcaidía “Si bien contaba con todo el apoyo de la Jefatura de policía, a mi entender eso no alcanzó a satisfacer las demandas judiciales por un lado y por otro lado vemos cómo el peso de un detenido supera la credibilidad policial”, culminó.

 

Comentar
- Publicidad -