La artista Estefanía Arias denunció acoso cibernético

Mediante un video, la joven cantante Estefanía Arias realizó la denuncia luego de ocho años de acoso cibernético y hostigamiento y tras agotar todas las instancias judiciales posibles.
En diálogo con Crónica, comentó que el texto viralizado en una cuenta de Facebook temporal, resume un poco de su historia, con el objetivo de buscar ayudar, ya que hace ocho años sufre acoso cibernético, sin saber quién y por qué la hostigan, ni la razón a tanta locura.
“La justicia me soltó la mano, la investigación terminó porque me dijeron que no pueden hacer nada más. Estoy cansada y me he llegado a enfermar por todo esto. A fines de 2012 comenzó con mensajes y llamadas de día y noche, donde me insultaba y también lo hacía con mi familia, tratándome de hacerme sentir mal y perjudicarme, algo que logró últimamente”, recalcó.

En este sentido, Arias sostuvo que en el 2014 se mudó a la provincia de Tucumán para continuar con su carrera de cantante, algo a lo que se ha dedicado desde muy chica. Tras ingresar al conservatorio de música, empezaron las amenazas de muerte.
“Esta persona sabía la dirección de donde vivía, le mandaba mensajes a mi padre contándoles donde estaba y les aseguraba que le iba a mandar parte de mi cuerpo en cajones. Esos primeros años me hackeó el Facebook y debido a ello hoy no tengo redes sociales”.

Te puede interesar
Lo tenía Newbery, pero lo cerró mejor el “azzurro”

Asimismo, la cantante puntualizó que cuando fue madre en el 2016, la molestaba en el proceso del embarazo, sabiendo todos sus pasos y hasta cuando nacía su hija, pasando cosas horribles.
“Desde el día que nació mi bebé se metió con ella también y eso es delito, mandaba fotos con la cara de mi pequeña y pornografía. Me duele mucho contar esto, pero siempre siguió llamándome y enviándome mensajes y hasta el día de hoy no me deja de molestar”.

Por otro lado, Arias manifestó que esta persona se adueñó de todas sus cosas, privándola de muchas otras. “Tuve que dejar de cantar y tengo miedo de seguir con mi carrera. Es difícil, he cambiado mi personalidad por culpa de él, siempre estoy nerviosa o tengo miedo”.
Para culminar, la cantante resaltó que hoy se encuentra en Comodoro Rivadavia y no le parece justo vivir así. “Es una persona totalmente obsesionada y estoy haciendo todo para que esto se termine. Vivo con miedo, quiero estar bien y sacarme esta mochila que llevo hace años de una persona que no sé quién es, ni por qué me molesta”, finalizó.

 

Comentar
- Publicidad -