Militares mataron a exguerrillero de las FARC

La muerte del exguerrillero Dimar Torres ha generado controversia en Colombia, luego de que las autoridades hablaran de un accidente. Ahora se investiga un crimen.

Durante un acto público realizado el sábado 27 de abril, el general Diego Villegas, jefe de la Fuerza Vulcano del Ejército de Colombia, reconoció que fueron militares los que mataron, el lunes 22, a un exguerrillero de las FARC que se había acogido al proceso de paz, una declaración que desató este domingo (28.04.2019) airadas reacciones en la oposición, que exigió la renuncia del ministro de Defensa.

Esto porque la versión inicial dada a conocer por ese ministerio fue que Dimar Torres murió por un disparo accidental. El titular de esa cartera, Guillermo Botero, aseguró que un cabo del Ejército estaba custodiando un oleoducto cuando se encontró con Torres, quien habría intentado quitarle el fusil. “En la refriega se disparó el fusil, esta persona quedó herida y posteriormente falleció”, dijo Botero a la prensa.

Sin embargo, todo parece indicar que se trató de una ejecución extrajudicial en la que, además, fueron mutilados los genitales del exguerrillero. Lugareños de la aldea Campo Alegre y miembros de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, partido creado tras la desmovilización de las FARC, denunciaron que tras la desaparición de Torres, los habitantes de la aldea ingresaron a un campamento del Ejército “y encontraron la fosa que los soldados estaban cavando para enterrar” a Torres.

Te puede interesar
Soldados chinos limpian las calles de Hong Kong tras protestas

General pide perdón, ministro descarta irse

El general Villegas admitió que los soldados “mataron” al exguerrillero y pidió perdón por lo ocurrido. “No mataron a cualquier civil; mataron a un miembro de la comunidad. Lo mataron miembros de las fuerzas armadas”, dijo Muñoz. “Lo lamento en el alma y en nombre los 4.000 hombres que tengo el honor de comandar, les pido perdón. Esto no debió haber pasado y esto no obedece a una acción militar”, señaló el oficial.

Este domingo el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, informó que la necropsia y pruebas técnicas revelaron que el exguerrillero fue baleado cuatro veces y anunció que pedirá la captura del cabo Daniel Gómez “por el delito de homicidio”. Ante la controversia, y debido a que desde la firma de la paz han sido asesinados 129 exmiembros de las FARC, la Comisión de Paz del Congreso viajó al Catatumbo para dialogar con la comunidad y las autoridades.

Por su parte, el ministro Botero descartó renunciar. “No tengo por qué renunciar, no estoy involucrado en ningún hecho (…) La versión que yo di era la verdad formal en ese momento y fue la versión que dio el cabo Gómez”, dijo a los medios.

Comentar
- Publicidad -