Encontraron cuchillos en el pupitre escolar del nieto del emperador de Japón

Dos cuchillos fueron encontrados en el pupitre del príncipe (12), Hisahito, nieto del emperador de Japón, Akihito. El incidente se produce días antes de que se formalice la abdicación del emperador, prevista para el día 30 de abril, así como la ascensión al trono del príncipe heredero, Naruhito, el 1 de mayo.

La policía japonesa investiga el hallazgo de los dos cuchillos en la clase del príncipe Hisahito, así como la supuesta intrusión en su colegio de un hombre mientras el menor se encontraba fuera del aula.

Las cámaras de seguridad captaron a un hombre con un casco y ropa de obrero de construcción entrando en el perímetro del colegio a mediodía, informaron medios locales.

Hisahito es hijo del príncipe Akishino, segundo hijo de los emperadores y uno de los cuatro posibles herederos varones al trono del Crisantemo.

La familia imperial recibió amenazas en contadas ocasiones. En 1975 Akihito casi fue alcanzado por un cóctel molotov en Okinawa, campo de batalla durante la Segunda Guerra Mundial.

Abdicación del emperador 

Este 30 de abril, el emperador de Japón, Akihito, se convertirá en el primer emperador en 200 años, en ceder su puesto en vida.

Después de treina años y cinco meses, le sucederá su primogénito, el príncipe heredero Naruhito, de 59 años, con el que el país entrará en una nueva era, la de Reiwa (“Bella armonía”).

A mediados de 2016 el emperador dijo que quería dejar el trono porque ya no podía ejercer “en cuerpo y alma” debido a su edad y a su estado de salud.

Fue el gobierno el que decidió la fecha de la abdicación y todo lo que la rodea, un proceso en el que la familia imperial no ha tenido voz ni voto.

Cuando Naruhito se convierta en nuevo emperador, el príncipe Hisahito, único nieto varón del actual emperador, pasará a ocupar el segundo lugar en la línea de sucesión. Naruhito y Masako solo tienen una hija, Aiko, de 17 años, que no puede acceder al trono ya que la normativa que rige la Casa Imperial impide que lo hagan las mujeres.

Comentar
- Publicidad -