Protesta contra el Ministro de Cultura Pablo Avelluto en la Feria del Libro

El secretario de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, esperó  cinco minutos para comenzar su discurso durante el acto de apertura de la 45° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, luego de ser abucheado en el salón Borges de La Rural, adonde se llevaba adelante la ceremonia que fue cerrada por la antropóloga feminista Rita Segato.

Gran parte de los manifestantes, que fueron obligados a abandonar las instalaciones, repudiaron la creación de la Universidad de Formación Docente, aprobada por ley aunque aún no implementada, que implicará el cierre de 29 institutos de formación docente; en tanto que otro grupo abucheó al secretario al grito de “que venga Rita”.

Los manifestantes interrumpieron al funcionario cantando y luego parte del auditorio se puso de pie y le dio la espalda, en señal de rechazo. La presidenta de la fundación El Libro, Teresa Carbano, pidió al micrófono: “respetemos a los funcionarios”. El acto comenzó a sala llena y con una multitud congregada a las puertas de la Sala Borges en La Rural, esperando el discurso de la antropóloga feminista Rita Segato.

La presidenta de la fundación El Libro, Teresa Carbano, advirtió que “la industria necesita avanzar, pero que si en el día a día está pendiente de su supervivencia mal puede hacerlo” y que “las ventas cayeron un 12 por ciento respecto al primer trimestre de 2018, una caída no se detiene”, durante un discurso en el que celebró el impulso a una ley para crear un Instituto Nacional del Libro y que cerró con aplausos al son del canto “aborto legal, en el hospital”.

Te puede interesar
Coronavirus: nuevas reglas que deberán cumplirse en los supermercados

Rita Segato dio un discurso de media hora en el que convocó al movimiento feminista a “ser pluralista” y “tener un mundo radicalmente plural como meta histórica”. El acto que dio inicio con apenas 20 minutos de retraso y sin la tradicional apertura de puertas para que ingrese el público congregado en La Rural, estuvo enmarcado, desde temprano, por la presencia de lectores identificados con los pañuelos verdes, en demanda de una ley que permita la interrupción del embarazo legal y gratuita.

En la entrada principal al predio, sobre avenida Santa Fe, se repartían esos pañuelos que hoy son símbolo del movimiento de mujeres, que en la Feria misma encuentra expresiones -en libros, muestras y charlas para adolescentes y adultos- como “la marea verde” y “la revolución de las hijas”.

En 2018 también se registraron incidentes, cuando un grupo de estudiantes irrumpieron en la apertura y no dejaron hablar a Enrique Avogadro, ministro de Cultura porteño. Además, habían abucheado e insultado a Avelluto. Protestaban contra la creación de una universidad para docentes en la Ciudad (Unicaba). Para evitar que eso se repita, los asistentes al evento contaron esta vez con una invitación especial, aunque los incidentes se produjeron igual.

Comentar
- Publicidad -