Viviendas del IPV: “Nos quieren arrebatar lo que con tanto sacrificio pagamos”

Integrantes de la Cooperativa 9 de Agosto, quienes hace más de tres años esperan residir en sus viviendas en Km. 14, tuvieron un encuentro con la gerente general del IPV donde se les indicó que en un plazo de 90 a 120 días se retomarían las obras para avanzar con la entrega de las mismas.

El martes, vecinos que integran la Cooperativa 9 de Agosto, quienes hace más de tres años deberían estar residiendo en las viviendas que les habían sido adjudicadas en Kilómetro 14, se iban a reunir con la gerente general del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Ivana Papaianni, tal cual se los había convocado pero al arribar cerca de 40 vecinos a la delegación local del instituto se encontraron con que no se iba a desarrollar el encuentro porque la titular del organismo no había arribado a la ciudad.

Ante lo sucedido, los vecinos decidieron comenzar con un reclamo que consistió en un corte de calle para visibilizar lo sucedido por lo que terminaron manteniendo un encuentro con el delegado local, Martín Iparraguirre, quien los comunicó telefónicamente con Papaianni, quien no les dio respuesta alguna dado que no había novedades, no obstante los convocó para el día de ayer nuevamente y la reunión finalmente se pudo concretar.

“Éramos cerca de 40 vecinos y no se nos avisó que no se hacía la reunión que ella misma propuso, muchos pedimos el día en el trabajo para asistir entonces estábamos indignados porque llevamos tres años a la espera” expresó Anahí Fonseca, una de las referentes, quien además mencionó detalles sobre el encuentro de ayer; “fuimos al mediodía y pudimos reunirnos con Papaiani y el arquitecto de la obra, nos dijeron que iban a avanzar con un convenio con Rigel para que retomen las tareas, pero no está confirmado que acepten, es todo verbal por eso vamos a estar a la expectativa. Si ellos aceptan en 10 días empezarían los trabajos”.

Te puede interesar
Reconstrucción: ya están unificados los listados de las viviendas

Asimismo detalló que “de acuerdo con lo que nos dijo el arquitecto, el tema del gas es el más complejo porque hace tres años estaba todo terminado y se deterioró con el tiempo y por el temporal, entonces Camuzzi debe hacer una nueva inspección para que todo esté en condiciones” y apuntó que “el 70 por ciento de las viviendas están en perfecto estado, lo que pasó es que han roto vidrios, barreteado puertas y solamente a las cinco casas de la parte más baja les entró agua pero no quedaron destruidas”.
Tras ello, Fonseca aseguró que les dijeron que en un plazo de 90 a 120 días podría comenzar la entrega de viviendas por grupos, por lo que lamentó que “para ellos no es nada porque nosotros somos los que seguimos pagando alquileres, viviendo en malas condiciones, incluso hay gente que está con depresión, tienen miedo de perder las casas o que se las usurpen o vandalicen. Hay adjudicatarios que están hace 10 años y nos dicen que tenemos que entregar la documentación nuevamente, los chicos crecen y al alcanzar la mayoría de edad el adjudicatario no cumple con el requisito entonces hay tres casos en los que no quieren darles la casa”.

De esta manera, la vocera del grupo mencionó que ellos abonaron los lotes, los cargos de movimiento de suelo y demás tareas por lo que criticó que “nos quieren arrebatar lo que con tanto sacrificio pagamos. Gracias a nosotros llegó el gas a Kilómetro 14 y ni siquiera tenemos casa”.

Finalmente, mencionó que desde Defensoría se realizaron actas por lo sucedido, por lo que están siendo respaldados por el organismo y en tanto aguardarán novedades; “todo esto es angustiante” concluyó.

Comentar
- Publicidad -