Dos abogados intentarán probar que Romero no tuvo intenciones de asesinar al tapicero

El caso del controvertido penalista de Trelew que está preso en un sanatorio, donde se repone de una herida en la cara que le hizo con un destornillador el hombre al que le disparó con una 11.25 con silenciador el martes pasado a la noche.

Trelew (Agencia) Uno de los dos letrados que defenderá al abogado que la semana pasada casi mató a un tapicero al dispararle a corta distancia con una pistola 11.25 con silenciador, adelantó ayer que ni bien sea dado de alta del sanatorio en donde está internado por la herida que la víctima le hizo en la cara atacándolo con un destornillador, pedirán al juez que lo libere o bien que le dé arresto domiciliario.

Tal como había sido anticipado el fin de semana pasado por este diario, el doctor Abdón Manyauik se presentó en las últimas horas como el abogado defensor de Romero en la causa en la que está imputado del posible delito tentativa de homicidio. A Manyauik lo acompañará la doctora Laura Fernández que es socia de Romero.

Lo que dijo el abogado de Romero

El letrado -que a su vez es íntimo amigo del imputado- habló de nuevo ayer con Crónica y durante ese dialogo dejó entrever dos cosas que quizás sean el corazón de la estrategia defensiva que quieren llevar adelante para intentar morigerar la situación procesal de su defendido y que son, primero, “tratar de despegar” a Romero de la tenencia del arma –cosa que a todas luces hoy parecería imposible— o de lo contrario intentar instalar en la causa de que el abogado no tuvo intenciones de asesinar al tapicero.

Te puede interesar
Capacitación en armado de ladrillos sustentables

Manyauik en la entrevista de ayer insistió en que la pistola que presuntamente manipuló Romero es de alto poder ofensivo y que es muy difícil no acertar a una corta distancia con esa arma si se tiene intenciones de asesinar a alguien.

Justamente el dolo y hasta la premeditación son los elementos acusatorios que tiene la fiscalía para achacarle al abogado el cargo de tentativa de homicidio en una causa que comenzará a “moverse” recién cuando Romero sea dado de alta, cosa que hasta el momento pareciera no se concretaría esta semana.

El controvertido penalista está imputado de haber ido el martes pasado a la noche a una tapicería con intenciones de asesinar al dueño del lugar por motivos que hasta ahora son un misterio, dado que la víctima incluso asegura que no lo conoce.

 

Comentar
- Publicidad -