Suspenden por la crisis el proyecto para producir dos pick-ups en Córdoba

Eduardo Borri

El cambio de contexto macroeconómico y la caída de ventas que registra el sector hicieron que no haya fecha de lanzamiento. Desde la empresa insisten en que no hay cancelación de los proyectos, sino una reprogramación de los tiempos.

La fabricación de las pick-ups Renault Alaskan y Mercedes-Benz Clase X en la planta cordobesa de Santa Isabel se postergará y no tiene fecha de lanzamiento. “Se está analizando cuál es el mejor momento”, insistieron, y aclararon que ni siquiera se sabe si será en 2019.

La planta cordobesa de Renault tiene capacidad para producir 70.000 pick-ups anuales y el objetivo es que la mitad se exporte; de ese volumen, la mitad se proyectaba para las Mercedes-Benz, seguidas de las Nissan. Según datos de Nissan, de agosto del año pasado al cierre de marzo produjeron 6800 unidades, de las que 4857 fueron a Brasil.

La segunda pick-up que saldría de la línea de montaje era la Renault Alaskan, y la tercera, la de Mercedes-Benz. El cambio de contexto macroeconómico y la caída de ventas que registra el sector modificaron los planes. Desde la empresa insisten en que no hay cancelación de los proyectos, sino una reprogramación de los tiempos.

En marzo, último dato disponible, la producción de vehículos cayó 41,1% interanual, según la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). La retracción en utilitarios (hasta 1500 kilos de capacidad de carga) es menor que la de autos: 1,8% interanual versus 49,6%. En el primer trimestre, incluso, ese segmento creció 9,4% respecto del mismo período de 2018.

Te puede interesar
Leve repunte de la venta de autos usados en abril

Desde la delegación local del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) indicaron que a fines del año pasado les comunicaron que “el tema venía complicado”.

“Las nuevas pick-ups podían sumar algo de gente, pero un número marginal, porque se harían con el plantel que está trabajando con el modelo de Nissan”, definió un vocero del sindicato, y enfatizó que, salvo el caso de Volkswagen (en Córdoba producen cajas de velocidad), el escenario es “complicado” en todas las terminales. “Hay suspensiones y planes de retiro -continuó-. Lo que domina es la desazón, y lo más preocupante es que hacia adelante no se ven muchas perspectivas”.

Para los autopartistas, la demora de los proyectos también tiene impacto porque las pick-ups hechas en la Argentina tienen una integración local promedio del 40%, lo que implica una mayor demanda. La iniciativa ingresó en los beneficios de la ley de fortalecimiento del sector e incluso ya se anticiparon algunos de esos recursos.

El presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos, Eduardo Borri, afirmó que los potenciales proveedores no tienen “ninguna confirmación oficial” por parte de esa alianza productiva; dijo que se esperaba una reunión de los socios en marzo en Europa, que después sería en abril, “pero hasta ahora no hay nada”.

Comentar
- Publicidad -