San Martín lo dio vuelta y continúa mandando

Después de ir 0-2, San Martín en su cancha derrotó ayer tres a dos a Stella Maris y se sostiene como único líder de la categoría C del futbol local. Festejó con los tantos de Manuel Gómez de penal, Ángelo Flores y Diego Arismendi, mientras que para el visitante marcaron Bruno Barría –luego se fue expulsado- y Maximiliano Hauros.En un partido que tuvo períodos cambiantes y que fue entretenido, el Santo se conservó como el principal equipo de la categoría al proseguir como puntero absoluto, en forma invicta y, ayer, demostrando carácter y reacción para dar vuelta un trámite que le fue adverso en el primer tiempo. En tanto que los visitantes desperdiciaron la oportunidad de acercarse a los primeros lugares.

En la etapa inicial hubo bastante paridad y ambos dispusieron de alternativas para desnivelar, y si bien intentaron y por momentos el trámite fue de ida y vuelta, no fueron muchas las jugadas claras cerca de los arcos, además de no haber un dominador asignado debido a que se repartieron la pelota casi en la misma proporción.

Pero el elenco costero pudo quebrar el cero con dos conversiones que fueron algo raras y con ciertas particularidades. Es que el uno a cero lo concretó a través del marcador de punta izquierdo Bruno Barría, que apenas unos metros en campo rival metió un centro llovido y frontal al medio al área contraria que se elevó y no pudo despejar el arquero Brian Suárez y que se le metió por arriba. Y el segundo también fue infrecuente, porque tras un tiro de esquina sonó el silbato del juez cuando la pelota ya estaba viajando al área y automáticamente todos los jugadores se detuvieron, pero Maximiliano Hauros cabeceó al gol, y casi sin percepción de ambos equipos, el árbitro señaló el medio campo para confirmar el dos a cero y en vano fueron las repetidas protestas de los anfitriones. Casi sobre el final del período descontó Manuel Gómez de penal.

Te puede interesar
Nueva Generación presentará una nota por los actos de xenofobia

En el complemento hubo una modificación sustancial del desarrollo, porque el local fue mucho más incisivo e inclinó el juego a su favor en su ambición de ir por el empate, elaborando varias alternativas como para lograrlo, y fue una buena jugada que terminó adentro del área que culminó con la definición de Ángelo Flores y la igualdad, que para ese momento ya era merecida. Inclusive en los siguientes minutos le quedó un escenario más favorable y más propicio cuando se fue expulsado Barría por doble amarilla, entonces acentuó aún más el dominio y si bien generó algunas chances, el gol del éxito lo obtuvo a través de una bola inmóvil cuando Diego Arismendi ganó de cabeza un tiro de esquina para meterla en forma cruzada y al segundo caño.

De ese modo adquirió los tres puntos que en los minutos restantes del juego los supo administrar y justificar para revalidarse como uno de los principales protagonistas y uno de los serios candidatos al ascenso.

Comentar
- Publicidad -