Un colegio público pide uniformidad en el vestuario de los alumnos y genera algunas discrepancias

Abuelos de un alumno de la escuela Nº 711 denuncian que se los está obligando a comprar un uniforme escolar para su nieto mientras que la directora desmiente categóricamente varios de los puntos planteados.

Ana Vidal y Sergio Zúñiga son abuelos de un niño de 11 años que está comenzando la escuela secundaria en el establecimiento Nº 711 (ex Magisterio).

Se acercaron a la redacción de Crónica para hacer pública una denuncia que ellos manifestaron como “violencia institucional” de parte de la directora del mencionado colegio por asegurar que los estaban “obligando” a cumplir con la compra y uso del uniforme, el cual estaría rondando cerca de los 3 mil pesos.

Denuncia por amenazas y maltrato en Supervisión de Escuelas

Aseguran que varios padres de la misma institución recurrieron a solicitar préstamos para poder enfrentar ese gasto en el inicio del año lectivo.

“Le explicamos a nuestro nieto que no podíamos ponernos en otro gasto y le prometimos ir a hablar con la directora y preceptora para explicar la situación” dijeron los denunciantes, quienes se encontraron en el colegio con una negativa. Según expresaron, la directora les indicó que al inscribir a un alumno se da por sentado que se acepta el código de convivencia que plantea cada institución.

“El Estado tiene la obligación de darle la educación a nuestro nieto como al resto de los chicos y nosotros la de enviarlo. En el medio no se puede interponer la exigencia de un uniforme escolar, más aún el exponer a los niños a semejante presión y exposición” dijo Sergio Zúñiga.

Hicieron la denuncia por amenazas y maltrato en Supervisión de Escuelas y en la oficina de Derechos y Garantías de la Municipalidad.

También solicitaron y recibieron el apoyo de la Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad San Juan Bosco la cual nuclea a instituciones como Federación de Judiciales de la Provincia del Chubut, ADU (Asociación Docentes Universitarios) y el Grupo Pro Derechos de los niños, entre otros.

Por último señalaron que aguardan una pronta respuesta de parte de los organismos que deben regular este tipo de situaciones y aclararon que lejos de intentar politizar la denuncia lo que están haciendo es buscar poner de manifiesto una situación que están padeciendo ellos como otros padres y tutores quienes no tienen los medios económicos para afrontar dicho gasto.

Qué dice la directora de la institución

Crónica le brindó la posibilidad a la directora que dé su versión de los hechos o realice las aclaraciones que crea convenientes. Su nombre es Rosana Montiel y lo primero que dejó en claro es que quienes realizaron la denuncia pública son los abuelos del niño y no los tutores legales como sería el caso del padre quien hasta el momento no se ha acercado al colegio por dicho conflicto.

También informó que el acuerdo de convivencia se redactó y votó entre toda la comunidad educativa incluyendo a los padres, con quienes se convino que la uniformidad en la vestimenta -indica que se trata de un jean azul o negro y una remera blanca- es apropiada para la seguridad y la visibilidad de los menores, sobre todo a la hora del ingreso y la salida, como una manera de identificación.

Que en el caso que algún alumno no pueda acceder a la compra se informa y lo Cooperativa Escolar inmediatamente interviene y colabora con esa familia, además que de ninguna manera es un requisito excluyente para asistir a clases el uso del mismo.
Respecto de la amenaza la desmiente totalmente y los invita a reflexionar e intentar dialogar en buenos términos.

Comentar
- Publicidad -