Pedro Sánchez advierte sobre involución si la derecha gana elecciones

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, alertó hoy sobre un retroceso en las conquistas sociales de este país europeo si en las elecciones generales del 28 de abril se impone la derecha política.

Durante un mitin en la ciudad mediterránea de Alicante, el candidato a la reelección en esos comicios legislativos llamó este sábado a los ciudadanos a concentrar el voto en su agrupación, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Para el líder socialdemócrata, un triunfo de la centenaria formación -que los sondeos dan como favorita, aunque sin la mayoría necesaria para gobernar en solitario-, es la única manera de frenar el retroceso que supondría un eventual pacto de las fuerzas conservadoras.

Alertó que una posible mayoría parlamentaria del Partido Popular (PP, conservadores), Ciudadanos (Cs, liberales) y la extrema derecha de Vox supondrá más recortes sociales y desigualdad, la vuelta de la corrupción y el enquistamiento de la confrontación territorial.

“Queremos que España mire al futuro y el futuro no tiene intermediarios. La única manera de que estas tres derechas no sumen es la opción que representa este partido”, aseguró el dirigente de 47 años en referencia al PSOE.

Para Sánchez, la única opción frente al PP, Cs y Vox, al que definió como el bloque de la involución, es el Partido Socialista que él encabeza.

Te puede interesar
Albert Rivera da por hecho que PSOE gobernará con Podemos

Como antecedente de ese potencial peligro recordó lo ocurrido en diciembre último en Andalucía, donde el PSOE, pese a ganar las elecciones en la sureña región, fue desbancado del gobierno autonómico por una alianza conformada por esos tres partidos.

El objetivo del mandatario es lograr la mayor cantidad de escaños y armar una mayoría parlamentaria más sencilla de la que en junio de 2018 lo llevó al poder, tras una moción de censura en el Congreso de los Diputados contra su predecesor conservador Mariano Rajoy.

Entonces, el secretario general de los socialistas necesitó el respaldo de siete agrupaciones con representación en la Cámara Baja para hacerse con el sillón del gubernamental Palacio de la Moncloa.

Sánchez presentó hoy su proyecto como el garante de que no vuelvan a España “los malos hábitos” previos a esa moción, en obvia referencia a los múltiples escándalos de corrupción dentro del PP que provocaron la caída de Rajoy.

Según su criterio, con él al frente de La Moncloa, esta nación ibérica avanzará en justicia social, mejorará su convivencia territorial y la política se ejercerá con limpieza.

Comentar
- Publicidad -