Una jubilada intentó quitarse la vida en el subte porque “no le alcanza para comer”

Fue en la línea C de subte en la ciudad de Buenos Aires, y la conductora de la formación que llegaba a la estación Lavalle logró frenar a tiempo.La jubilada que intentó quitarse la vida explicó luego que tomó la drástica decisión porque el dinero no le alcanza para mantenerse.

Una jubilada intentó quitarse la vida el martes al mediodía al arrojarse a las vías de la estación Lavalle del subte línea C. De acuerdo con lo que explicó luego la mujer, tomó la drástica decisión porque el dinero no le alcanza para mantenerse.

La tragedia pudo evitarse porque la conductora frenó a tiempo y, al ser rescatada, la anciana les explicó a los empleados que “no puede comprar medicamentos para su enfermedad y no le alcanza para comer”.

Paula Parisee, la conductora de la formación, explicó que a la mujer “la ayudaron a salir de las vías el guarda del tren y el de la formación de enfrente, y pasajeros que se tiraron a las vías”. Luego la asistió personal del SAME y fue trasladada para recibir atención médica.

Y agregó: “Quiero ver si la puedo ayudar. Si se confirma lo que está circulando –sobre los motivos que llevaron a la mujer a tomar tan tremenda decisión-, la situación es doblemente angustiante”.

La Defensoría de la Tercera Edad indicó mediante un relevamiento que el 1° de abril un jubilado necesitó 30.524 pesos para cubrir su canasta básica, contra la jubilación mínima que es de 10.400.

Te puede interesar
La Facultad de Derecho de la UBA será la primera en implementar un lactario

“Este monto continúa denotando un desfasaje con los haberes de alrededor de 2.500.000 jubilados y pensionados que perciben una remuneración mínima de 10.400 pesos”, detalló el defensor del Pueblo de la Tercera Edad, Eugenio Semino.
A la vez, hay 1.300.000 personas que reciben Pensiones No Contributivas y la Pensión Universal para Adultos Mayores que se ubican en 7287,25 y 8328,29 pesos, respectivamente. De este modo, hay “más de un 70% de los mayores sin poder cubrir sus necesidades básicas”.

La Canasta básica del Jubilado está compuesta por alimentos, productos de higiene y limpieza, medicación y artículos de farmacia, impuestos y servicios, transporte, vestimenta, gastos de vivienda y recreación.

El relevamiento anterior se hizo en diciembre, cuando se ubicaba en 26.043 pesos. Es decir que en cuatro meses trepó un 17%.

Esta medición comenzó mayo de 2010, cuando la canasta se ubicó en 2.053 pesos, de modo que el aumento en nueve años fue de 1386%.

Comentar
- Publicidad -