“Mono” Villegas, qué loco que estás…

El domingo, la Comisión de Actividades Infantiles empató en cuatro goles con Pacífico de Neuquén, en una emotiva revancha que le significó pasar de fase en el Torneo Regional Amateur. Mauro Darío Villegas marcó tres de los cuatro goles para constituirse en el jugador decisivo de la serie ante los neuquinos. “Fue una tarde muy rara, de la que tenemos que sacar un aprendizaje”, dijo el histórico goleador del “azzurro”.

El gol es la expresión más genuina que puede ofrecer el futbol. Sin la adrenalina que acumula el handball, vóley o basquetbol, en la que las conversiones se repiten muy seguido, un gol en el futbol reúne una sensación que se manifiesta con una fuerza tan inigualable como complicada de explicar.

De profesión delantero

Y en ese ámbito se mueve Mauro Darío Villegas (34 años). De profesión delantero y carnet de goleador, su vínculo con la máxima alegría del futbol es tan fuerte que asemeja a una fusión difícil de dividir.

En Neuquén, su categoría de jugador-franquicia mostró una versión vigente. Mauro Villegas es un jugador de una estirpe diferente y los padecieron los neuquinos.

_ De quedarte con la pelota, ni hablar, pero el “Hat-trick” se gozó mucho…

_ Ja.., lo de la pelota no se estila en esta categoría. Lo importante es haber podido pasar un momento complicado que vivimos durante la revancha, eso es lo que se valora.

_ ¿Por qué se dio un partido tan raro?.

_ Ellos propusieron un juego basado en el desorden, en ir al frente con todo lo que tenían. Por la necesidad de acortar la diferencia de goles. Y la verdad que nos desequilibraron porque dejaban muchos espacios, pero no los supimos aprovechar. Nos fuimos metiendo en ese mismo juego, pero sin querer hacerlo, era como que ellos nos llevaban para ese lado. Nuestro error como equipo, fue justamente no serlo, quedamos con las líneas muy separadas, en lugar de agruparnos para controlar mejor lo que ellos proponían.

_ ¿Cómo si fuera un partido de futsal?.

_ En el futsal hay mucha táctica, acá era como un partido de potrero. Ellos yendo al frente y nosotros metiéndonos en esa, en lugar de ser ordenados. Fue muy raro, porque sabíamos lo que teníamos que hacer, pero no lo hacíamos por la manera que se daba el partido.

Te puede interesar
El medallista olímpico Sebastián Crismanich estará presente en la Expo Deportes

_ Son errores que pueden derivar en una eliminación…

_ Es lo que hablamos después del partido. No se tiene que repetir. Ya se dio así y lo pudimos resolver, pero no siempre será de esta manera. Si somos inteligentes tenemos que aprender de esto que nos tocó vivir, sacarle provecho para seguir mejorando en lo que hacemos bien y corregir lo negativo.

_ Ocho goles a favor en dos partidos, el vaso medio lleno y cinco en contra, el vaso medio vacío…

_ Me pasó algo muy raro, en un momento no sabía cómo iba el partido, tuve que preguntarle a un compañero, ja. Pero era todo tan cambiante que me perdí. Obvio, cuando Matías Jara hizo el tercero es como que ya había más tranquilidad y ellos ya bajaron la intensidad, es como que se habían desgastado mucho. Mentalmente les afectó mucho esa parte.

_ Tenés varios “hat-trick”…

_ Algunos, creo que como cuatro o cinco, pero si me preguntás cuándo y cómo, no me acuerdo. Sé que fueron algunos con la C.A.I. y otro con Huracán. No tengo buena memoria para esas cosas.

_ El cruce indica otro enfrentamiento con Racing de Trelew. Se conocen. ¿Te parece que serán partidos parecidos a la fase clasificatoria?.

_ No, no creo que pase de esa manera. Son partidos totalmente diferentes. Acá no tenés mucho margen para equivocarte y si lo hacés, cuesta mucho dar vuelta la historia. Racing es un buen equipo, que tiene jugadores de experiencia y con un técnico que conoce muy bien la categoría.

_ Lo de Neuquén fue una prueba importante para la C.A.I., sobre todo de carácter…

_ Sí, eso es lo que también debemos valorar. La cosa no estaba bien, parecía que la ventaja que sumamos de local no iba a servir porque estábamos haciendo todo mal. Por suerte lo dimos vuelta con mucho carácter y eso tiene que ser una motivación más para seguir creyendo que se puede conseguir el objetivo.

Comentar
- Publicidad -