Calcinado: la víctima del homicidio tendría 48 años y sería oriundo de Formosa

Muy drogado, le dijo a la madre: “creo que me mandé una gran cagada”, para luego subir al cerro y prenderle fuego a su auto con el cuerpo del hombre ya muerto en su interior.
Hay una novia impaciente, más que preocupada y a la expectativa en Caleta Olivia que nada sabe de su novio desde la tarde noche del domingo 7 de abril. Lo mismo ocurre con la propietaria de un inmueble de la calle Saturnino López del barrio Stella Maris cuyo inquilino salió a eso de las 20 de ese mismo domingo.

Hay casi una certeza en los investigadores policiales y fiscales que se trataría de la misma persona que en la madrugada del lunes 8 fuera encontrada semicalcinada en el asiento trasero de un automóvil que prendieron fuego en la zona alta del barrio San Martín casi en sus límites con barrio Máximo Abásolo.

El crimen se habría cometido en una casa de la calle código 909. La víctima recibió tres puñaladas en el cuerpo, uno de ellos fue en el corazón y resultó mortal; luego lo cargaron en el asiento trasero del Chevrolet Classic.

La víctima sería un hombre de 48 años oriundo de la provincia de Formosa que trabajaba en una pesquera y andaba con ART, y tenía otro compromiso al que faltó esa misma semana: el martes 8 debía operarse de una rodilla, y por el momento será nombrado como N.N. ya que aún faltan cotejarse algunas cuestiones científicas de peritajes.

“Creo que me mandé una cagada grande” le escuchó decir Mirta (nombre de fantasía para preservar las identidades de los protagonistas) a su hijo mientras desde el umbral de la puerta de la calle Granaderos al 3.600 del barrio San Martín observaba incrédula pasando la vereda hacia la calle el auto de su deshilachado hijo con el bulto de una persona en el asiento trasero que parecía dormir.

Mirta le pidió calmarse, que no haga una locura. “Reflexioná, pensá un poco, todo puede arreglarse, en el estado que estás te van a entender, no te compliques más la vida” le dijo, pero su exaltado hijo subió nuevamente al volante del Chevrolet Classic gris y salió aceleradamente.

Su intuición de madre le hizo pensar que algo no andaba bien, que podría su hijo estar en graves problemas. ¿Estaría equivocada o no? -pensó en esos momentos interminables-. Pasó una eternidad hasta que decidió que algo debía hacer; esos minutos eternos la llevaron a introducirse en la guardia de la Seccional Séptima.

Pidió hablar con el oficial de servicio. Éste tenía una urgencia. Arriba, cerca de la ladera de un cerro, en un lugar oscuro, casi descampado, ardía un automóvil y corrían bomberos y policías de esa Seccional.

La mujer ni siquiera tuvo tiempo a contar por qué iba a esa guardia y pegó la vuelta a su casa. Mucho más tarde se enteraría que ese auto quemado era el de su hijo y que en el asiento trasero había el cadáver de una persona.

Hace rato que no veo a mi novio

A N.N. lo vieron por última vez el domingo 7 de abril a eso de las 20 saliendo del lugar donde alquilaba en la calle Saturnino López del barrio Stella Maris. Trabajaba en una pesquera del mismo barrio y andaba con una ART ya que el martes 9 tenía que operarse por una dolencia en una rodilla.

Te puede interesar
El fin de semana se realizó “Haceme la pata”

Tiene o tenía 48 años. N.N. tiene o tenía una novia que vive en Caleta Olivia. Es oriundo de Formosa y aún su familia no está enterada sobre su presunta desaparición. Su vecina y locataria de la calle Saturnino López del barrio Stella Maris -vive en la parte posterior del inmueble- hace muchos días que nada sabe de él; sus compañeros de trabajo tampoco.

Pese a que estaba muy interesado en su inminente intervención quirúrgica, a la Clínica llama la atención que no se haya comunicado más.

Víctima y presunto victimario

Son piezas del engranaje que procuran establecer los investigadores del oscuro intrincado policial. Es la hipótesis más firme de acuerdo a fuentes de la División Policial de Investigaciones -DPI- con el comisario Andrés García y subcomisario Pablo Lobos al frente, quienes se abstuvieron de confirmar o desmentir lo que escribe este diario. Mantuvieron mucha cautela.

No obstante, el supuesto autor material del hecho residiría en barrio Las Américas, donde hubo allanamientos en un domicilio de la calle Código 909 del barrio Las Américas (detrás del 30 de Octubre).

No fue solo un allanamiento en busca del principal sospechoso, fueron tres. El último lo realizaron el jueves 11 a la noche donde utilizaron algo novedoso en la provincia, el “blue star forensic”. Un par de costosas pastillas que sacaron muestras de la sangre que había sido lavada en un fuentón de plástico.

Conclusiones

Hipotéticamente hablando los familiares de la presunta víctima han sido anoticiados en estas últimas horas. La novia de un hombre de 48 años ha sido convocada a reconocer elementos de quien podría ser su novio y sería víctima de un homicidio. Los familiares presentaron su consentimiento para una prueba de ADN.

-Creo que me mandé una cagada grande. Y ahí empieza una causa para la madre de un hijo que pasó, le contó, y después solo se escucharon ululares de sirenas de bombero, corridas de policías y una macabra sorpresa.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -