Parlamentarios británicos presionan para que se extradite a Assange a Suecia

Diputada Stella Creacy

Los diputados exigen que se investiguen las acusaciones que tiene en ese país por una presunta violación.

Más de 70 parlamentarios británicos, en su mayoría laboristas, enviaron una carta al Gobierno para que priorice una posible entrega de Julian Assange a Suecia para que se investiguen las acusaciones que tiene en ese país por una presunta violación. El activista australiano se encuentra actualmente en una prisión del Reino Unido mientras Estados Unidos espera su extradición.

Dos días después de su arresto, los representantes británicos exigieron al ministro de Interior, Sajid Javid, que priorice a Suecia si este país acaba reclamando la extradición del periodista. En la carta, coordinada por las laboristas Stella Creasy y Jess Phillips, le piden que tenga en cuenta a ese país para que la justicia pueda investigar “adecuadamente” una denuncia de violación aún vigente.

La investigación original, por la que Estocolmo pedía la entrega de Assange, se cerró en el 2017 ante la imposibilidad de hacerla avanzar debido a que el acusado estaba refugiado en la embajada de Ecuador en Londres sin posibilidad de salir. Pese a ello, las autoridades suecas han recordado que la presunta violación prescribe en agosto del 2020, por lo que el caso podría reabrirse.

Los diputados piden a Javid que defienda a “las víctimas de la violencia sexual” y que permita que las acusaciones sobre una presunta violación sean debidamente investigadas. “Tenemos que mandar un mensaje de la prioridad con la que el Reino Unido trata los temas de violencia sexual y la seriedad con la que estas acusaciones son vistas”, recoge la carta compartida en Twitter.

Según Assange, esta denuncia de violación era una excusa para ser extraditado a Estados Unidos donde afrontaría un juicio militar por las filtraciones masivas de documentos confidenciales del Gobierno estadounidense. El fundador de Wikileaks fue detenido por la policía británica en diciembre del 2010 por la violación en suelo sueco, y a partir de ahí comenzó un proceso judicial que tuvo un punto de inflexión en el 2012, cuando el Supremo ratificó la extradición a Suecia y el periodista se refugió en la legación ecuatoriana. En el 2017, cuando se cerró el caso de violación, la letrada de la víctima, Elisabeth Massi Fritz, lo describió como un “escándalo” y confirmó que su clienta se encontraba “conmovida”.

Comentar
- Publicidad -