Un automóvil terminó “montado” sobre unos pilotes en la esquina de Alsina y Dorrego

Posiblemente, la esquina de la avenida Alsina y calle Dorrego se encuentre -lejos- primera en las estadísticas de accidentes de tránsito, a lo largo y ancho de la ciudad.

En los últimos años se han producido todo tipo de accidentes de tránsito, algunos muy graves y otros con ribetes cinematográficos, como un motociclista montado en el techo del automóvil con el cual había chocado. Ni hablar de los dos comercios esquineros, como el almacén y verdulería y la cerrajería de enfrente, que han debido reforzar su seguridad con pilotes de acero para evitar males mayores.

Y una vez más -tal como este diario lo ha informado en reiteradas oportunidades- los vecinos del sector piden la puesta de semáforos.

Así las cosas, en la tarde de ayer ocurrió otro accidente del que afortunadamente no hubo que lamentar víctimas personales, aunque sí uno de los vehículos siniestrados terminó montado en los pilotes de cemento de uno de los bulevares, rompiéndose por la mitad uno de ellos.

En esta ocasión personal policial de la Seccional Primera debió labrar, como tantas otras veces, las actuaciones de rigor.

Comentar
- Publicidad -