Bolsonaro afirma que desea “explotar” la Amazonía junto a EE.UU

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, expresó su deseo de “explotar” Amazonía brasileña junto a Estados Unidos y su intención de “revisar” la demarcación de reservas indígenas.

En una entrevista a la radio Jovem Pam, Bolsonaro volvió a criticar la “industria de las demarcaciones” de tierras indígenas en Brasil y defendió que los indios y los descendientes de esclavos puedan “vender o explotar” sus tierras como “consideren mejor”.

“Las demarcaciones de tierra que pueda revisar, las voy a revisar”, aseguró el mandatario, quien puso en tela de juicio algunas de los informes que permitieron la delimitación de reservas indígenas en Brasil.

Una de las primeras medidas de Bolsonaro como presidente de Brasil, quien tomó juramento a su cargo el 1 de enero pasado, fue transferir del Ministerio de Justicia al de Agricultura, que defiende los intereses de los grandes propietarios rurales, la responsabilidad de delimitar las reservas indígenas.

La medida fue criticada por organizaciones defensoras de los pueblos indígenas de la Amazonia, a las que el mandatario ha acusado de “explotar y manipular” a los indios, y por la Fiscalía general de Brasil, que considera inconstitucional la política indigenista defendida por el nuevo Gobierno.

El jefe de Estado, quien el miércoles cumplió 100 días en el cargo, consideró que hay una “política equivocada sobre la Amazonía” y reiteró que la “industria de las demarcaciones” de tierras indígenas iniciada en 1992, durante el Gobierno del presidente Fernando Collor de Mello, impide el desarrollo de esa región.

“El 70 por ciento de los indios tiene nuestra cultura y quieren el desarrollo de la tierra”, agregó.

Actualmente hay más de 180 pueblos indígenas diferentes y miles de comunidades locales que habitan en la Amazonía brasileña. Su existencia y forma de vida dependen del bosque, por lo que la lucha contra la deforestación es clave para su supervivencia.

Te puede interesar
Morales pide a la ONU, al Papa y a países europeos apoyar el diálogo en Bolivia

Existen 426 territorios demarcados en Brasil, establecidos en la década de 1980 para uso exclusivo de sus habitantes indígenas, y el acceso de forasteros está estrictamente regulado.

La vida de los pueblos nativos de la Amazonía está siendo amenazada en un grado no visto en décadas por las políticas del presidente brasileño, advirtió en fecha reciente una alianza indígena.

En un artículo publicado en el diario francés Le Monde, 13 firmantes dijeron que desde la elección Bolsonaro “están experimentando las primeras etapas de un apocalipsis, de los cuales los indígenas son las primeras víctimas.”

Una de las primeras medidas de Bolsonaro como presidente de Brasil fue transferir del Ministerio de Justicia al de Agricultura, que defiende los intereses de los grandes propietarios rurales, la responsabilidad de delimitar las reservas indígenas.

Grupos ambientalistas consideran que el proyecto de Bolsonaro pone en peligro una región del Amazonas que es un mosaico de áreas indígenas, quilombos y unidades de conservación de gran importancia, no solo para la población que vive allí sino para todo el planeta. Llamarlo ‘latifundio improductivo’ es un gran error.

Durante la entrevista, el mandatario mencionó la riqueza mineral del estado de Roraima, fronterizo con Guyana y Venezuela, y contó que, en su visita a Estados Unidos, le trasladó al presidente Donald Trump su deseo de explotar la región amazónica de forma conjunta.

Comentar
- Publicidad -